Policía

PONCE – Julio Quevedo Gordián, el abuelo materno del niño de cuatro años que resultó herido el pasado lunes en un apartamento del caserío Santiago Iglesias en el que fue asesinado el narcotraficante John Hernández Santana, fue arrestado hoy por infracciones a las leyes de armas y drogas.

El arresto ocurrió como resultado de un allanamiento en el apartamento en el que los agentes de la División de Drogas ocuparon una pistola y distintos narcóticos.

Quevedo Gordián podría, además, enfrentar cargos por maltrato de menores.

El martes pasado fue arrestada y acusada la abuela materna del niño Nancy Esther Santos Vargas, de 63 años, por la posesión de 50 sobrecitos con cocaína y 15 envolturas con picadura de marihuana. Quedó en libertad tras prestar una fianza de $2 mil.

Los médicos y enfermeras que atendieron al niño herido le encontraron debajo de la camiseta 156 envolturas de heroína. Al ocurrir los hechos la mamá del menor y compañera consensual de Hernández Santana se encontraba trabajando en un refugio para los afectados por el terremoto.