ciencias forenses

La directora del Instituto de Ciencias Forenses, María Conte Miller, confirmó ayer tarde que que el cuerpo hallado en Dorado es el de la joven secuestrada Rosimar Rodríguez. 

Poco después de que el Negociado de Ciencias Forenses (NCF) confirmara ayer tarde que los restos en estado de descomposición hallados el domingo en el sector El Caracol en Dorado eran de la joven Rosimar Rodríguez Gómez, las fiscales y el investigador del caso continuaron realizando entrevistas confiados en que podrán someter cargos tan pronto sea posible.

En la tarde de ayer la joven Jonelis Soto, quien supuestamente fue pareja de Rodríguez hace algún tiempo, acudió nuevamente a las oficinas del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Bayamón para ser entrevistada. Llegó acompañada del criminalista Carlos J. Beltrán, pero se desconocía si estaba en condición de testigo o de sospechosa, supo EL VOCERO.

De acuerdo con fuentes consultadas, aparentemente las fiscales Jessica Correa y Gretchen Pérez Catinchi, esta última quien tiene a su cargo los casos de violencia de género, procuraban confrontar a Soto con información que ofreció en una primera entrevista y con lo declarado por su supuesto novio, un joven conocido como Jay, quien ya fue entrevistado.

Ayer tarde la comisionada del Negociado del NCF, María Conte Miller, confirmó que habían completado la autopsia, pero no reveló los detalles.

“Hemos identificado de manera positiva por récord dental el caso de la joven Rosimar. Hemos ya informado a la familia. Por supuesto, hemos informado a Fiscalía y la autopsia está completada”, expresó, y se limitó a decir que “es una muerte que no es natural”. 

Dijo que no podía ofrecer detalles porque “la investigación está en proceso todavía y eso le corresponde -si es que se va a ofrecer algún tipo de información- a los agentes o los fiscales”. 

“Actuamos con toda la premura y la urgencia que requería la situación para poder, al menos, llevar la paz dentro de la incertidumbre que vivió esa familia durante todos estos días y cumplimos con el objetivo de proveer a las autoridades investigativas la certificación de la muerte para que puedan continuar con sus trabajos de identificar algún sospechoso o lo que proceda desde el punto de vista legal”, sostuvo Conte Miller.

Destacó que la rapidez con la cual han actuado en este caso no significa que se le haya dado un trato especial, “sino que estamos realizando los casos”. Explicó que el cadáver fue encontrado el domingo y se le realizó la autopsia ayer, lo cual ocurrió con los demás casos que llegaron en igual fecha.

“Se ha identificado de manera científica. Se ha establecido la causa de muerte y se ha completado la autopsia”, señaló.

La investigación

Parte de la indagación investigativa procura establecer si Jay en algún momento manifestó que sentía celos de Rodríguez, quien mantenía comunicación con Soto.

La noche del secuestro presuntamente Soto le pidió a Rodríguez que le enviara a su teléfono celular la ubicación del lugar en el que se encontraba en Sabana Seca, supo este diario.

Jay viajó a Estados Unidos después del secuestro de Rodríguez, ocurrido en la noche del 17 de septiembre, y hace varios días regresó a Puerto Rico. Acompañado de un abogado visitó las oficinas del CIC en Bayamón, donde entregó el vehículo Suzuki SX-4 color blanco, propiedad de su padre, que guarda características similares con el descrito por una prima de Rodríguez que fue testigo del secuestro.

En la noche de ayer, los agentes procuraban examinar el automóvil mediante una orden de allanamiento procurada por las fiscales ante un magistrado.

Según las fuentes, Jay dio su versión del caso, así como dos de sus amigos, todos de 20 años, la misma edad de Rodríguez. Fue uno de los jóvenes el que condujo a los agentes al lugar baldío donde fueron hallados los restos de la joven desaparecida y supuestamente dio una declaración jurada.

La declaración de Soto, con la de otros testigos, servirá para confrontar la ofrecida por Jay y sus amigos, que aparentemente son incongruentes, supo EL VOCERO.

Uno de los jóvenes ofreció una coartada del lugar donde se encontraba la noche del secuestro de Rodríguez en el barrio Sabana Seca de Toa Baja y los investigadores se disponían a revisar las grabaciones de las cámaras de seguridad del lugar en el que dijo que estuvo para corroborar o descartar la versión.

Entre el sábado y el domingo fueron entrevistados los tres jóvenes. Ninguno se encuentra detenido. Acordaron comparecer cuando sean citados próximamente.

Los agentes del CIC de Bayamón recibieron la información en la mañana del domingo sobre el lugar en el que estaba el cadáver de Rodríguez y a eso de las 2:00 de la tarde lo hallaron.

La Policía, ante los reclamos de la familia, comenzó a investigar el caso el 21 de septiembre, cuatro días después del secuestro, como el de una persona desaparecida. Los familiares de la joven insistieron en todo momento en que fue secuestrada y dieron la descripción de una guagua Suzuki color blanca, así como del individuo que se la llevó por la fuerza.

Las confidencias recibidas por el agente Joel Correa Pérez fueron precisas sobre el lugar en que se hallaba el cadáver, el cual vestía una camisa gris con letras rojas, mahones azules y zapatillas deportivas —de color rojo y blanco— que coinciden con la vestimenta que llevaba Rodríguez cuando fue secuestrada.

Las fuentes consultadas dijeron que al menos un casquillo de un arma calibre .40 fue hallado al lado del cadáver y la ropa aparentaba tener orificios de bala.

La identificación del cadáver mediante placas dentales llevadas por sus familiares al NCF en la mañana de ayer aceleró parte del proceso investigativo tras confirmarse la identidad de la joven secuestrada.

Se expresa Matria

Por su parte, la abogada Amárilis Pagán Jiménez, directora ejecutiva de Proyecto Matria, expresó que “cada vez que la gobernadora da la espalda al reclamo de Estado de Emergencia por Violencia de Género, se convierte en la responsable por nuestros asesinatos. Cada vez que la procuradora (de las Mujeres) da una excusa para no hacer su trabajo, ayuda a halar el gatillo del arma con la que nos matan”.

Dijo que ocurre lo mismo “cada vez que un legislador se alía con las fuerzas autodenominadas conservadoras para legislar en contra de la equidad, le da palmaditas en la espalda a agresores y asesinos. No hay mayor corrupción que la de legislar y actuar desde el discrimen por género. Y esa corrupción nos está costando vidas”.

Recalcó que desde que supieron del caso le llamaron secuestro. “Pero la Policía de Puerto Rico hablaba de desaparición. Ya desde ahí empezaron mal. ¿Qué esperábamos como país? ¿Que sus secuestradores la devolvieran viva? ¿Luego de días sin saber de ella, luego de perder tiempo sin iniciar una investigación bien hecha, en medio de un estado de emergencia donde el mensaje que da el gobierno es de impunidad?”, cuestionó Pagán. Agregó que Matria expresa su solidaridad con la familia de Rodríguez.

Otras pesquisas en el NCF

De otro lado, Conte Miller informó que en los próximos días esperan culminar el análisis de una osamenta hallada en Humacao que presuntamente es de un niño de dos años.

“En el caso del niño de Humacao, estamos trabajando. La autopsia fue realizada también. Estamos trabajando ahora con la evaluación de un antropólogo forense, que está evaluando el caso porque es una osamenta. Está haciendo su trabajo y durante esta semana esperamos tener resultados”, añadió.

Mientras, mencionó que continúa el proceso de transición para lograr la completa independencia y separación del NCF del Departamento de Seguridad Pública (DSP).

“El proceso de transición continúa. Llegamos a unos acuerdos para que los empleados administrativos que originalmente eran del negociado volvieran a pasar acá a la agencia y se reintegrarán próximamente”, dijo Conte Miller.

Señaló que se trata de aproximadamente 13 empleados que se estarían reintegrando a partir de hoy o mañana para brindar apoyo en las funciones administrativas como compras y finanzas. Añadió, sin embargo, que la agencia necesita contratar más personal pericial y se especificó que hay entre 15 a 20 puestos disponibles para distintas áreas, incluyendo investigador forense y serología, entre otros.

Asimismo, Conte Miller dijo que hubo una asignación de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) de $7 millones que les permitirá trabajar el sellado del techo de las instalaciones del NCF.