Pruebas, Covid-19, Coronavirus, Puerto Rico

>Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

Un total de 28 pacientes y siete empleados en uno de los centros adscritos al Programa para Personas con Discapacidad Intelectual (Ppdi), dieron positivo al Covid-19, informó el monitor federal de ese caso, Alfredo Castellanos.

El funcionario detalló que el pasado 9 de noviembre, se realizaron pruebas de antígeno en la institución Shalom, en las cuales 35 de los residentes 28 dieron positivo al coronavirus. Por lo que la Unidad Epidemiológica del Departamento de Salud, activó sus protocolos de brote y efectuará una vista epidemiológica al centro para hacer las recomendaciones correspondientes.

Afirmó que este no es el primer brote de Covid-19 en la institución Shalom. El pasado 10 de septiembre, el monitor se vio obligado a presentar una moción urgente que incluía recomendaciones de expertos sobre el brote de coronavirus en Shalom y la muerte de un participante que presentó síntomas. Ese paciente fue trasladado de la Fundación Modesto Gotay a Shalom, según el documento.

Recordó que tanto él como los asesores expertos han manifestado en numerosas ocasiones que si el Ppdi insiste en el uso de pruebas de antígenos para detectar el Covid-19, las mismas tienen que administrarse con suficiente frecuencia para detectar rápidamente los brotes emergentes y abordarlos. 

“Sin embargo, el Ppdi ha optado por ignorar dichas recomendaciones a pesar de que la corte las aceptó y ordenó su inmediata implementación…A la luz de los hechos recientes, el monitor está obligado a afirmar que este es específicamente el tipo de situación que la estrategia de prueba ordenada por la corte buscaba evitar.  Lo anterior se vuelve aún más alarmante debido a que se detectó un posible caso de COVID-19 desde el viernes 4 de diciembre de 2020, cuando un empleado fue enviado a casa por síntomas relacionados”, señala el escrito.

Castellanos aseguró que el Ppdi ignora las estrategias de pruebas que fue ordenada por el juez, lo que es “profundamente alarmante y pone el riesgo a los participantes”.

Recomendó que además de aislar a los pacientes que dieron positivo a las pruebas de antígeno, el Ppdi debe realizar de inmediato el seguimiento de contacto correspondiente y la cuarentena de todos los miembros del personal y participantes que estuvieron expuestos a todos los que dieron positivo en los últimos días.  Idealmente, los que están en cuarentena deben estar separados para no transmitir el virus, “ya que algunos en cuarentena pueden terminar siendo positivos, mientras que otros no”.

El Ppdi debe garantizar que los participantes que no hayan dado positivo y que no estén en cuarentena estén separados de otros grupos y de cualquier personal que esté en contacto con ellos. 

“Si el Ppdi va a utilizar pruebas de antígenos para un seguimiento adicional, deberían utilizarlas cada dos a tres días en aquellos que están en cuarentena.  El Ppdi también debe utilizar una estrategia similar en los participantes restantes que no han dado positivo en la prueba y no están aislados”, indica el documento.

Recomiendan que se realicen las pruebas moleculares en personas que dieron negativo en las pruebas de antígenos, debido a que existe la probabilidad de las pruebas de antígeno no detectaran casos positivos.

Dado que los niveles actuales de infección en Shalom, el personal del Departamento de Salud y del Ppdi que visite el lugar, debe usar equipo de protección personal. Recomendó utilizar mascarillas N95 ó K95 si van a estar en el interior del centro más de 15 minutos.

“Es imperativo mencionar que el Estado Libre Asociado (ELA), ha gastado una cantidad alarmante de recursos en atacar al Departamento de Justicia federal y al monitor en vez de utilizarlos en pruebas para detectar Covid y evitar una potencial tragedia…la práctica del Ppdi contra el Departamento de Justicia de Estados Unidos y el monitor debe cesar”, destacó. 

Por su parte, el juez Gelpí ordenó al Ppdi a adoptar e implantar todas las recomendaciones de Castellanos de forma inmediata, como medida “judicial de emergencia”.

Asimismo, ordenó al Ppdi a notificar inmediatamente a los tutores legales, familiares y custodios de los participantes y mantenerlos actualizados sobre la situación. Esto incluye a los participantes de Shalom que no han dado positivo a la prueba.

“El flujo de información al monitor y su equipo debe ser constante, incluso durante el fin de semana y en las noches, ya que está en juego múltiples vidas”, sentenció.

Ordenó además el traslado de los participantes asintomáticos a un hospital debido al brote masivo en Shalom.

EL VOCERO solicitó una reacción al Departamento de Salud y espera por la respuesta.