Jensen Medina Cardona

Jensen Medina Cardona.

La Fiscalía de Fajardo presentó entrada la tarde de ayer ante una jueza parte de la contundente prueba levantada contra el cerrajero Jensen Medina Cardona como presunto asesino de la ejecutiva Arellys Mercado Ríos, después de que se entregara luego de tres días de búsqueda.

La jueza Irmarie Colón Massó, tras oír la prueba, determinó causa para arresto por asesinato en primer grado, portación ilícita de arma y apuntar y disparar un arma de fuego contra un ser humano.

Colón Massó le señaló al imputado una fianza de $300,000 parte de la cual fue diferida por la Oficina de Servicios con Antelación a Juicio (OSAJ).

El cerrajero, quien anoche quedó libre tras prestar la fianza, trabaja en el negocio de su familia Mundo Llaves, en el barrio Bairoa de Caguas. El joven llegó al Centro Judicial de Fajardo cerca de las 2:00 p.m, de ayer acompañado de su abogado, Orlando Cameron Gordon. Veinte minutos después fue puesto bajo arresto y a eso de las 5:15 p.m. fue llevado a sala para la vista de determinación de causa para arresto.

La comparecencia ocurrió después de que tres de los testigos lo identificaron positivamente —antes del mediodía en ruedas de confrontación fotográficas por separado— como la persona que supuestamente asesinó a Mercado Ríos en un incidente ocurrido la noche del pasado domingo.

La fémina de 34 años, quien se desempeñaba como gerente de ventas de una empresa dueña de varias funerarias, murió en el acto al recibir un balazo en el cuello en las instalaciones de Villa Marina, en Fajardo.

El fiscal de distrito, Yamil Juarbe, junto a los fiscales Dianette Aymat y Eduardo Beale, levantaron el expediente. Entre la prueba a presentarse en su día está la grabación de las cámaras de seguridad que captaron los momentos del asesinato y un sinnúmero de testigos que presuntamente vieron a Medina Cardona la noche de los hechos.

En la mira su acompañante

La Fiscalía evalúa acusar próximamente a la joven que acompañaba a Medina Cardona al ocurrir el incidente fatal. La joven, cuya identidad tienen las autoridades, no ha sido entrevistada.

Medina Cardona contrató los servicios del abogado Cameron Gordon, quien desde el martes entabló comunicación con el sargento Luis Fred, director de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Fajardo, y se comprometió a entregarlo, a las 11:00 a.m. del martes, después para las 3:00 p.m. y se pospuso para las 5:00 p.m., pero finalmente no compareció.

Tanto el presunto asesino como la víctima son de Caguas, pero no se conocían. La ejecutiva, quien había compartido con varios amigos en un bote durante el día, entró al baño de Villa Marina, donde habían atracado, y encontró un teléfono celular.

Cuando salió del baño les comentó a sus amigos que había encontrado el dispositivo. En esos momentos llegó un individuo identificado como Medina Cardona en traje de baño y con un arma de fuego en la cintura, increpándola porque ella había salido del baño, donde una amiga de él había dejado el celular.

No hubo problema en devolvérselo, porque esa era la intención de Mercado Ríos y de sus amigos. El cerrajero comenzó a decirle a la joven y a sus acompañantes que se creían que les iban a tumbar el celular. Con gestos groseros les advirtió que no sabían con quién se estaban metiendo.

Mercado Ríos le respondió que no le importaba, lo que provocó que en fracciones de segundo Medina Cardona sacara su pistola y le diera el tiro en el cuello que la mató en el acto.

La vista preliminar contra el imputado fue pautada para el 3 de septiembre.