Rosselló

Ricardo Rosselló vetó al menos 24 medidas que habían sido aprobadas en la Asamblea Legislativa. 

El Negociado de la Policía le dejará el servicio de escolta a Ricardo Rosselló por un período no especificado ante las amenazas que supuestamente ha recibido el que fuera mandatario del País hasta el pasado viernes.

Rosselló, su esposa Beatriz y sus dos hijos se encuentran residiendo en los Estados Unidos. La orden la dio el nuevo gobernador, Pedro Pierluisi.

EL VOCERO reseñó ayer que el comisionado de la Policía, Henry Escalera, había ordenado que los dos escoltas que acompañan a la familia regresaran a Puerto Rico por no tener derecho a ese servicio fuera de la Isla.

Cambio de señal

Sin embargo, a eso de las 5:00 de la tarde de ayer Escalera emitió un comunicado informando que se extenderá el servicio de protección.

Escalera confirmó que el exgobernador Rosselló ha recibido múltiples amenazas directas que ponen en riesgo real la seguridad de él y de su familia. Las mismas son objeto de investigación por agencias federales y la Policía local del estado en que reside.

“En atención a ello y conforme a las disposiciones de la Orden General Capítulo 100, Sección 110, el gobernador (Pedro Pierluisi) autorizó de manera excepcional y por un tiempo limitado la designación de escoltas al exmandatario”, se indica en el comunicado.