Ángela Ávila

Ávila fue arrestada el 10 de julio pasado por su presunta participación en un esquema fraudulento de otorgamiento de contratos en ASES.

Tras el arresto de la exdirectora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud (ASES), Ángela Ávila, las autoridades federales han continuado la pesquisa en relación al proceso de adjudicación y contratación del plan de salud del gobierno, denominado Vital.

Hace unas dos semanas la directora ejecutiva interina de ASES, Yolanda García, fue entrevistada por agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) y de la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos (OIG-HHS, por sus siglas en inglés), en torno a la contratación de las aseguradoras del Plan de Salud Vital, puntualizaron fuentes de EL VOCERO.

En julio del pasado año, ASES seleccionó cinco aseguradoras para administrar el Plan Vital, que les da cobertura médica a 1.3 millones de personas en la Isla. Estas son First Medical Health Plan, Triple S, Plan de Salud Menonita, MMM y Molina Health Care.

Este diario solicitó una reacción de García y en declaraciones escritas indicó que “la ASES sostiene reuniones regulares con la OIG-HHS en el curso ordinario de negocios. Las investigaciones y situaciones en curso que se discuten entre ambas agencias son confidenciales hasta tanto las mismas sean completadas, por lo que no es apropiado divulgar información o temas discutidos en reuniones entre ambas agencias”.

Dijo que desde que comenzó a trabajar en ASES como subdirectora ejecutiva ha estado dedicada a los asuntos operacionales de la agencia. Precisó que trabajó en Triple S hasta el 1ro de noviembre de 2017.

“Por esta razón me inhibí del proceso de evaluación y negociación del nuevo modelo del plan de salud del gobierno, ya que la Oficina de Ética Gubernamental (OEG) exige un término de dos años de inhibición para materias relacionadas al otorgamiento de contratos. Igualmente, me he inhibido de cualquier asunto relacionado a Triple S, Inc., del cual pudiera tener conocimiento personal mientras trabajaba en dicha compañía”, afirmó García.

Expuso que para atender esta situación mientras ocupa el puesto de directora ejecutiva interina, la Junta de Directores de ASES ha redistribuido dichas responsabilidades en cuanto a Triple-S, Inc. y Triple-S Advantage específicamente.

FBI ni niega ni confirma

Por su parte, el portavoz de prensa del FBI, Guillermo González, dijo que su agencia ni confirma ni niega la información sobre la pesquisa del Plan Vital. Reiteró el llamado para que las personas que tengan información sobre este caso la provean a su oficina.

La aseguradora Triple S confirmó a la comisión de Salud de la Cámara de Representantes que contrató al cabildero y exdirector de campaña de Ricardo Rosselló, Elías Sánchez, a través del bufete en el que era contratista, Wolf Popper, mientras se encontraba en el proceso de licitación por el contrato del plan de salud del gobierno.

De igual forma, la aseguradora aceptó que Alberto Velázquez Piñol, contratista de la firma de asesoría financiera BDO, participaba de las reuniones relacionadas al proceso de solicitud de propuestas de Vital.

Velázquez Piñol fue acusado por un gran jurado en tres esquemas de fraude de $15.5 millones en el Departamentos de Educación y ASES.

En el esquema de fraude en ASES, se alega que BDO utilizó el acceso e influencia que tenía Velázquez Piñol sobre la coacusada y exdirectora ejecutiva de la referida dependencia (Ávila) para someter propuestas y obtener contratos millonarios con un valor de sobre $2.5 millones.

Los contratos fueron pagados con fondos federales. Estos contenían cláusulas en las que se prohibía la subcontratación de servicios y el pago de cabilderos. BDO incumplió con ambas cláusulas.

De acuerdo con la acusación, a cambio de las gestiones que hizo Velázquez Piñol con Ávila para obtener los contratos, BDO utilizó fondos federales para pagarle comisiones de un 10% del valor de los contratos.

Se alega que tan pronto Ávila fue nombrada como directora interina de ASES comenzó a buscar la forma de favorecer y promover a personas y compañías que gozaban de la confianza de la administración de Ricardo Rosselló.

El secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, ha admitido a este diario que fue entrevistado por el FBI, la OIG-HHS y la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO) en relación a este caso.