san juan 1
Natal alega que hay 6,500 papeletas ilegales en la Unidad 77 de San Juan. > Archivo / EL VOCERO

Cinco exfuncionarios electorales del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) declararon ayer sobre presuntas irregularidades durante el escrutinio del voto adelantado y ausente en la elección por la alcaldía de San Juan.

El excandidato a la poltrona de la capital, Manuel Natal, impugnó la elección al alegar que hubo serias fallas durante el evento electoral en la adjudicación de papeletas de voto ausente y adelantado en la llamada Unidad 77 de San Juan, situación que según él le dio la victoria al novoprogresista Miguel Romero.

Natal alega que hay 6,500 papeletas ilegales en esa unidad.

Durante el tercer día de la vista en su fondo sobre la demanda incoada por Natal, que es presidida por el juez Anthony Cuevas, los testigos Bianca Valdés Fernández, Carlos Rubén Nieves Álvarez, Ricardo Camaye de Jesús, Sofía Gallisá Muriente y René Reyes Medina afirmaron a preguntas de los abogados de Natal -Tamara Sosa Pascual, Diocelina Velázquez Feliciano, Manuel Rodríguez Banchs y Yanisse Cuadrado Ruiz- que hubo maletines escrutados sin actas ni listas de electores, descuadres en las actas, maletines sin rastro de custodia y cuyos sellos no correspondían con las actas, entre otros, en los precintos 1, 2, 3 y 4 de la capital.

Aseguran que se contaban papeletas sin balance

Nieves Álvarez testificó que levantó objeciones en variasd ocasiones al observar que a través de las máquinas de escrutinio se contaban papeletas sin balance partidista, por lo cual detuvo los trabajos.

san juan 2
La licenciada Tamara Sosa Pascual forma parte del equipo de abogados de Natal. > Archivo / EL VOCERO

 

 
 

“Del precinto 1 se pasaron papeletas por las máquinas sin ningún tipo de balance. La persona estaba en su máquina votando las papeletas. De hecho, votando sin ningún tipo de balance porque yo estaba acá en mi máquina y la otra persona estaba donde estaba el juez (dijo señalando), pasando las papeletas municipales completamente sola y votando. De hecho, a mí eso me causó una gran indignación, una gran molestia porque yo decía: ‘¿Cómo es esto’”, afirmó Nieves Álvarez.

Al ser cuestionado por Velázquez Feliciano sobre qué hacía con esa molestia, el testigo respondió: “Paraba los trabajos constantemente”.

A preguntas del abogado del comisionado electoral del Partido Popular Democrático (PPD), Jorge Martínez Luciano, indicó que se recontaron papeletas en la Unidad 77 de la Junta Administrativa de Voto Ausente y Adelantado por un descuadre en las actas.

“En muchas ocasiones recibimos maletines de la Unidad 77 de vuelta porque Control de Actas hallaba un descuadre en las actas”, apuntó Nieves Álvarez.

Entretanto, Reyes Medina aseguró que trabajó con varios maletines de la Unidad 77 que no tenían documentación y en los que no cuadraban las actas. “El 9 de diciembre (de 2020) el maletín H tenía 55 papeletas sin doblar. Al ser Unidad 77 se tenía la expectativa que vinieran dobladas porque eran a domicilio y en sobre. Se supone que tenía que cuadrar la cantidad de los sobres y la cantidad de papeletas”, destacó.

Solicitó que el asunto fuera atendido. Agregó que el 26 de diciembre fue llamado para que acudiera al Coliseo Roberto Clemente, donde se llevó a cabo el escrutinio general de las elecciones generales- para reabrir el maletín.

“El 26 de diciembre había menos papeletas sin doblar con relación al 9 de diciembre”, apuntó.

Al ser cuestionado sobre la cantidad de papeletas de menos, respondió que solo había sin doblar alrededor de 15 papeletas. Comentó que su testimonio puede ser corroborado con las actas.

Comentó, además, que esta misma situación ocurrió en un segundo maletín.

“Había carencia de listas de voto adelantado… aparecían maletines que no estaban en las listas. Creo que es un asunto irregular”, expresó.

Apuntan a falta de concordancia

Mientras, Gallisá Muriente señaló a preguntas de Rodríguez Banchs que el 18 de noviembre trabajó en una de las mesas en el precinto 3 y notó que no había concordancia entre el sello que se mencionaba en el acta y el maletín.

“Desde que me acerqué a la mesa, noté diferencia entre el número del sello en la caja. Cuando abrimos el sello, revisando el acta que venía dentro del maletín, no había concordancia ente el sello que mencionaba el acta y el maletín cuando se abrió… es una de las primeras cosa que se revisa”.

Señaló que esta situación le ocurrió a ella en otras mesas y en “muchas ocasiones”.

En cuanto a la consolidación del precinto 3, dijo que “al evaluar el documento que era un resumen de actas, inmediatamente notamos que había errores muy evidentes, que todos los funcionarios de la mesa, al evaluar el documento inmediatamente estuvimos de acuerdo que había que empezar desde cero… Nos trajeron una carpeta llena de actas y recibos de máquinas... y la labor de consolidación del precinto 3 le diría que se convirtió en una tarea detectivesca de identificar los documentos”.

“No se nos entregó ningún tipo de inventario, ni un sistema de clasificación uniforme que nos permitiera cerciorarnos que teníamos las actas que teníamos que tener. Ninguna información para corroborar los números que se suponía que sumáramos”, sostuvo.

Asimismo, la testigo destacó que había 278 papeletas legislativas más que los votantes del precinto.

Mientras, a preguntas del abogado Francisco González Magaz, representante legal de la comisionada electoral del Partido Nuevo Progresista (PNP), reconoció que durante el escrutinio en el precinto 3 cometió un error de suma en los votos de la candidata de MVC a la Cámara, Eva Prados. “Se corrigió el error. No era un documento oficial… al otro día en las redes sociales se rumoró que se trató de robar votos de Eva Prados”, dijo Gallisá Muriente.

Por su parte, Valdés Fernández concurrió con Gallisá Muriente, Nieves Álvarez y Reyes Medina sobre el descuadre de las actas. La testigo declaró que el segundo día de escrutinio en la Unidad 77 trabajó con el precinto 4, colegio 3 y que los votos ya habían sido adjudicados.

“Esos maletines del colegio 3 de la Unidad 77 en muchos de ellos teníamos actas de escrutinio que evidenciaban que esos votos ya habían sido adjudicados”, apuntó. Dijo que tampoco podían constatar quiénes habían trabajado en los maletines anteriormente.