Maltrato

La Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE-HSI, por sus siglas en inglés) anunció los nuevos miembros de la Alianza de Puerto Rico Contra la Explotación Sexual de Menores (Prcactf, por sus siglas en inglés).

El grupo de trabajo representa a los gobiernos local, estatal y federal, además de las organizaciones sin fines de lucro, en un esfuerzo conjunto no solo para identificar, investigar y procesar a depredadores sexuales de menores, sino proveerle a las víctimas de estos crímenes toda la ayuda necesaria desde una perspectiva multidisciplinaria.

Las entidades son: Negociado Federal de Investigaciones (FBI), Oficina de Libertad Condicional (US Probation Office); Programa de Víctimas de Abuso Sexual y sus Familias (PAF); Oficina de Alguaciles Federales; Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés); Centro de Salud y Justicia; Departamento de Justicia; Departamento de Educación; Departamento de Salud y el Departamento de Familia.

Asimismo, el Negociado de la Policía de Puerto Rico; Policía Municipal de San Juan; Hospital Capestrano; Centros Sor Isolina Ferré; Puerto Rico Therapy Dogs; Centro Multidisciplinario para Víctimas del Crimen (Cavic), Universidad Interamericana de San Germán; The Salvation Army y Programa de Puertas Abiertas.

El Prcactf se creó en junio de 2011 bajo el auspicio del ICE-HSI y la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito de Puerto Rico.

Una de las misiones más importantes es identificar, investigar y procesar criminalmente a quienes poseen, transporta y producen pornografía infantil, así como a quienes se dedican al turismo sexual e incitan a los menores a algún tipo de actividad sexual ilícita.

“No es menos importante la educación en la prevención de estos crímenes tan horrendos y la prestación de todos los servicios que sean necesarios a sus víctimas”, señala el comunicado de prensa.

La Prcactf, en un enfoque holístico, ha agrupado tanto organizaciones de orden público como aquellas de prestación de servicios sanitarios, sociales y psicológicos para no solo procesar criminalmente al depredador sexual, sino para proveerle todas las herramientas necesarias a sus víctimas que de otra forma quedarían marcadas con cicatrices psicológicas, físicas y emocionales permanentes.

Como parte de los esfuerzos educativos de la Prcactf durante el mes de la prevención de explotación de menores, la alianza comenzará próximamente una campaña de orientación a través de uso de afiches y medios de comunicación exhortando a la comunidad a reportar casos de explotación sexual de menores al 787-729-6969.