Cárcel

Las 287 mujeres en confinamiento del Departamento de Corrección y Rehabilitación recibieron ayer, de la mano del director de la Comisión de Derechos Civiles, Ever Padilla Ruiz, un manual sobre derechos y procedimientos en la cárcel, cuyo objetivo principal es empoderarlas para que puedan reclamar sus derechos si entienden que los mismos les fueron violentados.

“Ayer se hizo entrega, módulo por módulo, en todos los niveles de custodia, desde mínima hasta máxima incluyendo a las sumariadas, del ‘Manual para Mujeres Confinadas’. El mismo es una valiosa herramienta para empoderarlas a los fines de que puedan reclamar sus derechos en un sistema que está hecho partiendo de la necesidad de los varones y no midiendo ni atendiendo las necesidades de las mujeres”, aseguró Padilla Ruiz, quien aprovechó la visita al Complejo Correccional de Rehabilitación para Mujeres en Bayamón, para orientar a las reclusas sobre la importancia del manual y los recursos que tienen para hacer valer sus derechos como confinadas.

Según explicó el funcionario público, el mencionado manual surge por las querellas que han llegado de parte de las confinadas, las experiencias de la propia Comisión durante sus visitas a las cárceles y las preguntas recurrentes que hace la población penal y/o sus familiares.

“Solicitamos hacer la entrega del manual personalmente porque queríamos asegurarnos de que todas las confinadas recibieran el suyo. El Secretario de Corrección ha manifestado su buena intención de mejorar las condiciones en las cárceles del país y vinimos a decirle a la población que vamos a estar pendientes de que eso se cumpla”, apuntó.

La publicación, según dijo, es producto de la labor que realizó un grupo de profesores de la Escuelas de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, en colaboración con estudiantes de esa facultad y un puñado de confinadas participantes del Programa Colaborativo entre la Universidad de Puerto Rico y el Departamento de Corrección y Rehabilitación, quienes aportaron sus conocimientos, experiencias y vivencias, así como la visión crítica de la normativa correccional y sus procedimientos.

“En sus 126 páginas, el manual busca orientar sobre la los procedimientos de clasificación, asuntos disciplinarios y remedios administrativos a su alcance para enfrentar cada uno de esos procesos. En los anejos presentamos modelos de cartas, solicitudes de revisión y otros documentos, así como una lista de organizaciones que pueden asistir a la confinada en el reclamo de sus derechos”, añadió Padilla Ruiz.

La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, los jueces y juezas del Tribunal Supremo, el secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación y el personal de la cárcel de Bayamón, así como los legisladores también recibieron copia del manual impreso.

“El manual fue enviado a los legisladores para que conozcan la contribución y los esfuerzos que ha hecho la CDC en beneficio de esa población y puedan legislar otras iniciativas que propendan a la rehabilitación de la población en confinamiento”, concluyó esperanzado en que las mujeres privadas de libertad se empoderen y hagan buen uso del mismo.

El manual, en formato digital, está disponible en la página web de la CDC. www.cdc.pr.gov