policia

Los restos de Francisco J. Newman Román (Papo Newman) fueron cremados y las cenizas están en manos de sus familiares, según fuentes allegadas al que fuera el principal testigo contra la actriz Lydia Echevarría, que fue condenada a 208 años de cárcel como autora intelectual del asesinato de su esposo el animador Luis Vigoreaux, ocurrido tres años antes.

Papo Newman no cumplió ni un solo día de cárcel al tener una inmunidad total en uno de los casos de mayor connotación en la historia criminal del país en el pasado siglo.

La Policía ocultó la información que el hombre que fue hallado muerto en estado de descomposición en la mañana del viernes 22 de noviembre en una vivienda de la calle Dr. Pedro Perea, en el barrio París, era Papo Newman, que tenía 71 años de edad. En la noche del lunes 17 de enero de 1983 junto a su amigo David López Watts, quien rechazó una oferta de inmunidad, secuestraron y asesinaron a Vigoreaux, calcinando su cadáver en el baúl del Mercedes Benz propiedad del artista en el sector El Guano de Cupey.

La versión oficial de la Uniformada sobre la muerte de Papo Newman, señala que el cadáver no había sido identificado por hallarse en estado de descomposición. Sin embargo, el informe con el número de querella 2019-5-050-13338 redactado el 22 de noviembre sobre el hallazgo del cadáver en una vivienda en la calle Dr. Pedro Perea lo identifica como Francisco J. Newman Román, que tenía 71 años de edad; 6 pies de estatura; 200 libras de peso; tez blanca; ojos marrones; pelo canoso. Vestía una camiseta y pantalones cortos.

Por razones que la Uniformada no ha explicado, el CIC de Mayagüez no divulgó la identidad, aunque se sabía quien era la persona muerta.

Axel Valencia Figueroa, director de la Oficina de Prensa de la Policía confirmó en la mañana de hoy la identidad de Papo Newman, tras señalar que la directora del CIC de Mayagüez comandante Janice Rodríguez le había comunicado la información en horas tempranas. Según Valencia Figueroa, no se sabía la identidad de Papo Newman por hallarse en estado de descomposición, a tenor con la versión que le ofreció la comandante Rodríguez.

Tras el hallazgo del cadáver una hermana de Newman realizó gestiones con una funeraria en Río Piedras y el cuerpo fue trasladado al Negociado de Ciencias Forenses. La muerte, según fuentes policiales, aparenta ser una natural. Papo Newman tenía varias condiciones de salud y era diabético.

El cadáver fue cremado y las cenizas les fueron entregadas a la familia el pasado lunes. No hubo velorio y las fuentes dijeron desconocer si fueron depositadas en un cementerio, guardadas en la casa de la familia o esparcidas.

El apartamento en el segundo piso en el 155 de la calle Dr. Pedro Perea, donde fue halado muerto, lo había alquilado meses antes. La Policía llegó al lugar tras recibir llamadas de que el inquilino llevaba una semana sin que nadie lo viera y que salía un olor fétido del lugar.

Papo Newman testificó bajo inmunidad contra Lydia Echevarría como la autora intelectual y contra su amigo David López Watts, quien había estado con él durante el secuestro y asesinato de Vigoreaux.

En junio de 1986 Lydia Echevarría fue condenada a 208 años de cárcel y el 22 de diciembre de 1999 el gobernador Pedro Rosselló González le conmutó la condena.