abel nazario

El exsenador y exalcalde de Yauco, Abel Nazario. >Archivo/EL VOCERO

Cuatro de los seis acusados junto al exalcalde de Yauco Abel Nazario, que presuntamente participaron en el desvío de fondos para la campaña política del 2016, se declararían culpables por este caso, según trascendió hoy en una vista de status ante el juez federal Francisco Besosa.

Melanie Carrillo, abogada de Kelvin Ortiz Vergara, Joseph Boucher, representante legal de Juan Rosario Núñez y Marie Cortés, abogada de Eric Rondón Rodríguez, indicaron que llegaron a un acuerdo con el fiscal Scott Anderson.

Mientras, Edgar Sánchez, representante legal de Ramón Martes Negrón, dijo que discutió la oferta con Anderson, pero, que su cliente necesitaba un tiempo adicional para dialogar el asunto junto a su esposa y su padre.  

Al momento, enfrentarán el juicio Edwin Torres Gutiérrez, Claribel Rodríguez y Humberto Sánchez, representados por José Olmo, Raúl Mariani y Anita Hill.

El juez concedió hasta el 5 de abril como fecha límite para que la defensa de los acusados que enfrentarán el proceso judicial, radiquen las mociones “antes del juicio”.

Mariani adelantó que radicaría una moción, a fin de que el juicio contra su cliente se celebre separado de los restantes acusados.

De igual forma, los acusados que decidan hacer alegación de culpabilidad tienen hasta el 30 de marzo para informarlo a la corte.

Nazario había pedido al juez informarle si enfrentará o no el juicio después de la vista de sentencia por el primer caso. Javier Micheo, uno de los abogados del expolítico, destacó que la vista de sentencia, señalada para este viernes 19 de marzo, pudiera ser pospuesta debido a unas desavenencias por unos documentos que la defensa presentaría durante la audiencia.

Entretanto, Besosa observó que el Tribunal Federal reanudará las vistas presenciales a partir del 5 de abril. No obstante, si el acusado lo solicita, las vistas de alegación de culpabilidad pueden ser virtuales.

El juez anticipó que en abril emitirá la orden en la que señalará la fecha de juicio.

Por el segundo caso, Nazario fue acusado por haber tenido empleados fantasmas para malversar fondos federales, los que supuestamente desvió para sufragar su campaña política y ayudar a otros políticos de su partido, cuyo apoyo necesitaba para salir elegido en los comicios de 2016 y posteriormente aspirar a la presidencia del Senado.

Según la acusación, estos empleados pagados por el ayuntamiento de Yauco no se presentaron a trabajar o acudieron esporádicamente. 

El grupo enfrenta un solo cargo: conspiración para robar o cometer soborno en relación con un programa que recibe fondos federales.

El esquema fue descubierto en agosto de 2016 durante una auditoría de rutina de la Oficina del Contralor de Puerto Rico en los registros del ayuntamiento yaucano.