Alexander Greaux Gómez

Alexander Greaux Gómez está acusado por producción de pornografía infantil.

El exmaestro del Albergue Olímpico de Salinas, Alexander Greaux Gómez, fue encontrado culpable esta tarde de incitar a una menor a sostener relaciones sexuales y de transportación de una menor para tener sexo. Mientras, que fue encontrado no culpable por el cargo de producción de pornografía infantil.

Los siete hombres y cinco mujeres que integraron el jurado se retiraron a deliberar a las 12:30 de la tarde.

La deliberación del jurado se inició luego de que el juez federal Francisco Besosa, le impartiera las instrucciones y de que las partes ofrecieran sus argumentos finales.

La fiscal Ginette Milanés, solicitó a los juzgadores de hechos emitir un veredicto unánime de culpabilidad. Mientras, el abogado del acusado José Olmo, solicitó la absolución de su cliente.

Mostrando la foto de la alegada víctima, la fiscal Milanés expresó que esta tenía 15 años cuando estuvo con el acusado, quien a su vez tenía 39 años.

“¿La estamos culpando de lo que pasó? Eso es lo que quiere la defensa”, apuntó la fiscal.

Expuso que muchas jóvenes de 15 años suelen tener infatuaciones con estrellas de la música, y artistas. “Pero, de quien tuvo la infatuación fue de su maestro, su entrenador y su mentor”, expresó.

Mostró parte de los mensajes de texto enviados por Greaux Gómez a la adolescente.

Destacó que este puede ser encontrado culpable a pesar de que pareciera que la adolescente hubiese consentido sostener las relaciones sexuales, ya que al momento de los hechos —entre el 31 de octubre de 2016 al 16 de diciembre de 2016— no tenía edad para consentir.

De igual forma, mostró una foto de la joven en ropa interior, la cual alegadamente se tomó y envió al acusado.

Milanés expuso que la ley de producción de pornografía infantil no requiere que el mismo acusado la produzca. Destacó que el estatuto incluye que el imputado incite a una menor a producirla.

Mencionó los testimonios de los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) que estuvieron a cargo del caso, Alek Pacheco y Albert Villanueva, quienes entrevistaron al exfondista cuando fueron a ejecutar la orden de registro de su celular. Durante ese interrogatorio el acusado hizo varias admisiones. Entre estas sabía que la joven tenía 15 años, que sostuvo relaciones sexuales con ella y que estaba consciente de que lo que había hecho estaba mal.

“Vieron lo difícil que fue para la joven testificar. Ella explicó lo que pasó y cómo pasó. ¿Por qué deben creer que dice la verdad? Vieron los mensajes de WhatsApp y las fotos de su vagina y en dónde fueron encontradas las imágenes y además, el acusado lo admitió”, acotó Milanés.

Por su parte, Olmo pidió a los jurados que no analizaran si había ocurrido una relación sexual, sino si medió la persuasión, coacción, incitación y uso de la menor.

Manifestó que esos son los elementos requeridos para probar la ofensa.

Afirmó que el testimonio de la joven “contradice la prueba científica de las fechas de las fotos... la evidencia científica no miente”.