Douglas Leff

El director del FBI en la Isla, Douglas Leff, fue quien confirmó en febrero la existencia de una investigación en la Legislatura.

La pesquisa que realizan las autoridades federales sobre la existencia de empleados fantasmas en el Capitolio está adelantada.

Fuentes de EL VOCERO informaron que más de cincuenta personas han sido entrevistada por los agentes federales en relación a este caso. Entre los entrevistados hay funcionarios de alto nivel administrativo en la Cámara de Representantes, así como un reconocido abogado a quien se le preguntó sobre un colega que es persona de interés.

La pesquisa se inició en el Departamento de Justicia de Puerto Rico tras denuncias que hizo el exasesor legislativo Luis Hiram Delgado Rivera en el programa “Jay y sus Rayos X”.

Originalmente, el caso se centraba en el alegado intercambio de favores entre Cámara y Senado para supuestamente “emplear” personas que en realidad no trabajaban allí.

Pesquisa que se amplió

La investigación se amplió luego de que las autoridades advinieran en conocimiento de otras presuntas irregularidades, como el supuesto enriquecimiento ilícito en altos niveles de la cámara baja y la interferencia con testigos.

De acuerdo a las fuentes, la pesquisa incluye además el pago a políticos de Cámara y Senado a través de fincas, pinturas y donativos mediante equipo que fue utilizado en campañas políticas; y dinero en efectivo.

El pasado 13 de febrero el director del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), Douglas Leff, confirmó que mantenía una pesquisa abierta sobre lo denunciado.

El pasado 3 de diciembre de 2018, EL VOCERO informó en primicia que las autoridades federales asumieron la jurisdicción de este caso.

La investigación está a cargo de la división de Integridad Pública del Departamento de Justicia en Washington y de la Fiscalía federal en la Isla.

Renuncia tras escándalo

El exrepresentante Samuel Pagán renunció a su escaño el 29 de mayo de 2018, tras hacerse público el otorgamiento de un contrato a International Legislative and Government Consulting Group (LGCG), empresa propiedad del activista del Partido Nuevo Progresista, Isoel Sánchez.

Presuntamente, LGCG tenía su sede en un negocio de crepas en Humacao.

Otra corporación, Global Instant Consulting (GIC), también fue registrada en ese establecimiento, pero no a nombre de Sánchez, sino de su pareja, quien trabajaba en el negocio de crepas y quien presuntamente también figuraba como contratista en el Capitolio.