Policía

Dos de las empleadas del motel Yess, ubicado en el barrio Saint Just, prestaban declaraciones en la Fiscalía en torno al asesinato ocurrido el sábado de su compañera de labores Edmill de León García.

Una de las empleadas fue quien le pidió a Juan Miguel (Juanmi) Castillo Martínez y a su pareja Jacqueline Lugo Colón, que dejara la cabaña, ya que había agotado las ocho horas de alquiler.

La empleada se retiró y la pareja salió de la cabaña e increpó a Edmill, quien se dirigía con su carrito a limpiar otra habitación.

Las cámaras de seguridad grabaron el corto y fatídico desenlace.

Los fiscales no le tomaron declaraciones ayer a Juanmi, de 25 años, ni a Jaqueline, de 23. Ambos hicieron admisiones distintas sobre los hechos. La joven, vecina del caserío San José en Hato Rey, procuraba “sacar” a Juanmi, vecino del Residencial Manuel A. Pérez, de la escena y él a ella, dando versiones incongruentes.

Los fiscales José Villamarzo y Héctor Rivera, subdirector del Centro de Investigaciones y Denuncias, optaron por no tomar las declaraciones y la pareja fue llevada al Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Carolina, y sometida a una rueda de confrontación, en la que fueron identificados por testigos del alevoso asesinato de Edmill, quien tenía 26 años y era madre de una niña de 3 años.

La pareja aparentemente llevaba un tiempo de motel en motel, usando las habitaciones para empaquetar cocaína, crack y marihuana, con lo que Juanmi procuraba auparse operando pequeños puntos.

Se espera que entrada la tarde de hoy se radiquen cargos y no se ha establecido cuándo serán acusados por los eventos ocurridos en la persecución y arrestos ocurridos en la tarde del domingo en la barriada Bitumul, en Hato Rey, donde Juanmi disparó contra los agentes que le cerraron el paso.

Los agentes Lisbeth Ruiz Candelaria y Juan Carlos Santiago Morales, del CIC de San Juan, viajaban en un automóvil no rotulado y le cerraron el paso para que la pareja no pudiera escapar. Juanmi disparó y la bala atravesó el parabrisas.

En otro vehículo no rotulado que iba detrás de la guagua Mitsubishi Outlander en que huía la pareja, se encontraban agentes de Drogas Metro. El teniente Iván Bahr, director de Drogas Metro, disparó contra Juanmi, quien soltó la pistola.

El arresto ocurrió casi una hora después de que agentes de la Uniformada comenzaron la búsqueda en la calle Rexach, en Barrio Obrero, tras divisar la guagua Mitsubishi Outlander color gris en que huían.

La pareja había sido advertida que no podían ir al sector San José ni al residencial Manuel A. Pérez, ni a otros lugares, porque serían sacados a tiro limpio.

El comisionado Antonio López Figueroa, quien llegó a las estrechas calles entre las barriadas Bitumul e Israel, al ocurrir los arrestos, les dijo a varias personas que la joven de 23 años estaba en el asiento posterior de la guagua y le dio una mirada como si estuviera poseída por demonios.

Al ser arrestados, se ocupó en la guagua la pistola Glock que se presume fue la que se usó para darle el fatal disparo en el pecho a la empleada del motel. En la guagua se hallaron bolsitas con cocaína.