Ahsha Tribble

Ahsha Tribble, exadministradora de la Región II de Nueva York de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

El juez federal Francisco Besosa, denegó la petición de la defensa del presidente de Cobra Acquisitions Donald Keith Ellison y de la exdirectora regional de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Ahsha Tribble, para que el juicio en su contra por el fraude de $2,000 millones con relación al otorgamiento de los contratos para levantar el sistema eléctrico tras el paso del huracán María, se celebre fuera de Puerto Rico.

En una orden de 36 páginas, el juez concluyó que los acusados no han demostrado la conveniencia de la transferencia del caso.

La defensa alega que el juicio debe de ser transferido a otro distrito por existir un prejuicio contra los acusados, por lo que no encontrarán un jurado imparcial en este caso y por ende, no tendrían un juicio justo.

Asimismo, los acusados expusieron que comisionaron que la encuesta que reveló que los potenciales jurados tienen un interés personal, emocional y financiero en el tema de este caso.

Los acusados plantean que el impacto del huracán María y los esfuerzos de recuperación, impiden que los puertorriqueños sirvan como jurados imparciales en su juicio.

“El hecho de que los puertorriqueños hayan experimentado los efectos del huracán María y los esfuerzos de recuperación resultantes, no es suficiente en esta etapa del procedimiento para crear una presunción de prejuicio en este caso. El Tribunal cree que los miembros del jurado podrán separar sus experiencias con el huracán María y los esfuerzos de recuperación asociados a las acusaciones penales involucradas en este caso. El Voir dire (examinar posibles candidatos a jurados) será una herramienta efectiva para identificar y eliminar prejuicios o prejuicios”, señala la orden.

Besosa afirmó que la propia encuesta de los acusados ​​reveló que casi el 40% de los encuestados no estaban familiarizados con el caso en su contra, “dando crédito a la noción de que existe una probabilidad razonable de que el Tribunal pueda identificar a doce miembros del jurado que no prejuzgarán su caso”.

Consideró que los acusados ​​​no han demostrado que la publicidad incendiaria haya perjudicado a la comunidad.

“Los acusados ​​le proporcionan al Tribunal nada más que acusaciones simples sobre la cobertura de los medios del caso en su contra. Como se señaló, los acusados ​​no adjuntan ningún ejemplo de cobertura de los medios a su moción y las pocas citas a los artículos de noticias provistos por los acusados ​​están en español”, expuso el juez.

A su vez, apuntó que la conferencia de prensa de la exfiscal Rosa Emilia Rodríguez no creó, ni contribuyó significativamente a una presunción de prejuicio.

Opinó que no hay indicios sobre cuántos puertorriqueños podrían haberse enterado de que se celebró una conferencia de prensa de este caso.

Mantuvo que la demora entre la celebración del juicio -14 de enero de 2021- y la conferencia de prensa efectuada en el 2019 es sustancial. “En las circunstancias de este caso es tiempo suficiente para que el nivel de publicidad sobre los crímenes disminuyan y disminuyan las pasiones de la comunidad”, expresó el juez.

La defensa propone que el proceso judicial se lleve a cabo en los distritos norte o sur de Texas.

“El señor Ellison reconoce que las solicitudes del cambio de jurisdicción rara vez se otorgan. Pero, este tribunal debe ordenar un cambio de jurisdicción para garantizar que reciba la garantía constitucional de un jurado justo e imparcial. Este es un caso único y no hay precedentes para una situación como esta”, señala la moción de la defensa.

De igual forma, los acusados exponen que el huracán María derribó el 80% de los postes en la Isla, así como todas las líneas de transmisión y de acuerdo a estudios, unas 3,000 personas fallecieron a consecuencia del paso del fenómeno atmosférico.

A su vez, indican que aunque el pueblo de Puerto Rico es imparcial y puede ser imparcial sobre la mayoría de los temas, sería demasiado esperar que las personas con un interés personal directo en el litigio sean jurados imparciales.

La tercera coacusada, Jovanda Patterson, exsubjefa de personal de FEMA, quien se declaró culpable por este caso, fue sentenciada por Besosa a probatoria.