Toque de queda

Nueve personas que presuntamente se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas en el Viejo San Juan entre las 11:45 de la noche del domingo y las 3:00 de la madrugada de ayer, fueron citadas al tribunal para ser denunciadas por violar la orden ejecutiva del toque de queda.

Según la Policía, las intervenciones ocurrieron en las calles Cristo, Norzagaray y en la entrada al cementerio Santa María Magdalena de Pazzis.

La orden ejecutiva entró en vigor el 15 de marzo, y la misma permite estar en la calle hasta las 10:00 de la noche.