Alexa

Alexa fue víctima de un crimen de odio.

CAROLINA — Un joven sospechoso de haber participado en el asesinato de Alexa fue detenido junto a su mamá cuando pasaron al terminal de Jet Blue en el Aeropuerto Internacional Muñoz Marín, donde se disponían a abordar un vuelo a Florida.

Agentes de Arrestos Especiales, del CIC de Bayamón y policías municipales de Carolina participaron en la intervención.

También fue detenida la madre del joven.

Madre e hijo tienen domicilio en los condominios Jeannie Apartments, en Bayamón. El joven, que es natural de Toa Baja, ha residido en la ciudad de Deltona, en Florida, a donde cree se dirigían.

No se sabía si el FBI tomará custodia del joven, ante la posibilidad de que esa agencia federal asuma la responsabilidad de la pesquisa.

Los investigadores del CIC de Bayamón comenzaron la búsqueda de los cuatro sospechosos en la noche del lunes.

Alexa fue víctima de un alevoso crimen de odio y su cadáver baleado fue hallado en la madrugada del lunes a orillas de la vía en el kilómetro 15 de la PR-165.

Los jóvenes supuestamente grabaron los momentos en que interceptaron a Alexa, quien deambulaba por el lugar. En la grabación que colgaron en las redes sociales se oyen palabras soeces, homofóbicas y los disparos. Las confidencias apuntan a que el arma usada tenía un supresor o silenciador de fabricación casera.

Según las versiones bajo investigación el joven que tenía la pistola es un menor de 17 años, y supuestamente es el autor de un sinnúmero de robos en el Área Norte. Los agentes intentaron ubicarlo en el barrio Ingenio y en el sector Monserrate de Dorado, donde se cree viven otros dos de los jóvenes.

Tras extensas horas de búsqueda que comenzaron en la noche del lunes, las confidencias fueron abundado

El cadáver de Alexa fue identificado en horas de la tarde por su mamá que acudió al Negociado de Ciencias Forenses.

Alexa fue intervenida cerca de las 4:00 de la tarde del domingo en un restaurante de comida rápida en La Virgencita. Una mujer se querelló de que supuestamente había usado un espejo para tratar de ver sus partes íntimas.

La información fue diseminada en las redes sociales y horas después fue asesinada.