Elmer Román

El secretario del Departamento de Seguridad Pública, Elmer Román.

El secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Elmer Román González, dijo esta mañana que había consultado con el director del FBI, Douglas Leff, la posible intervención de esa agencia en los incidentes ocurridos en Vieques el pasado lunes, cuando manifestantes impidieron la salida de una lancha violando cláusulas de comercio interestatal, y en "restricción a la libertad" de Mara Pérez, directora de la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM).

Román González hizo las expresiones al comparecer ante medios noticiosos en la mañana de hoy en el Cuartel General, acompañado del comisionado Henry Escalera Rivera, defendiendo ambos el traslado del piloto José Estrada Almodóvar, por negarse a cumplir con “órdenes legales” de llevar al equipo SWAT a Vieques y de traer a la Isla en un helicóptero a la funcionaria Pérez, cuya libertad estuvo restringida por horas.

Estrada Almodóvar es objeto de una investigación administrativa, y según las expresiones de Escalera Rivera también podría ser investigado criminalmente por su supuesta insubordinación que habría puesto en peligro la seguridad de la directora de la ATM.

Román González indicó que se trataba de una situación de emergencia. “En ese caso la manifestación se estaba tornando violenta y se determina que hay que movilizar las unidades”.

Agregó que “se me informa que uno de los pilotos se negó a llevar un equipo, una unidad especializada y de ser necesario traer —en el helicóptero— a funcionario prácticamente como rehén”.

Al rehusarse Estrada Almodóvar, la Policía envió otro piloto para que se moviera el equipo SWAT por tratarse de una situación de emergencia. Los agentes de SWAT se mantuvieron en Vieques mientras se negociaba la salida de Pérez.

Según Román González, las restricciones federales para tripulantes civiles que debe cumplir la Policía, permiten que en casos de emergencia o de una vida en peligro puedan abordar la nave.

Según Escalera Rivera, se trata de órdenes legales y ante la actitud de Estrada Almodóvar, quien es teniente con 28 años de experiencia como piloto en la Policía, fue trasladado a Morovis cerca de su hogar, en lo que se desarrolla la investigación administrativa y posiblemente penal. El piloto tiene 30 días para apelar el traslado.

“En la Policía tiene que haber orden y disciplina”, sentenció Román González al sostener que la orden dada al piloto no es contraria a las reglas federales. “Estamos hablando de una emergencia, órdenes legales, una misión que hay una necesidad”, expresó el secretario afirmando que se trataba de un caso de restricción a la libertad de una funcionaria.

La Policía entró en negociaciones con los manifestantes para liberar a la embarcación que estaba bloqueada por kayaks para que al final pudieran salir Pérez y otros funcionarios del gobierno, así como pasajeros que estaban en la embarcación.

Según Román González, no se trata de un viaje placentero para un civil.

La controversia sobre civiles en las naves de uso público de la Policía surgió hace más de un año, cuando los pilotos comenzaron a negarse a transportar a la entonces primera dama Beatriz Rosselló y ayudantes del exgobernador Ricardo Rosselló.

Román González dijo que en la Policía quedan nueve pilotos y tres con licencia para operar los helicópteros Bell 429, como el que piloteaba Estrada Almodóvar.

Leff, según Román González, se encuentra evaluando el caso para determinar si el FBI entra en la investigación.