Alcalde, Municipio de Mayaguez, Jose Guillermo Rodriguez, Guillito

José Guillermo Rodríguez, alcalde de Mayagüez.

Los siete acusados en el foro federal por participar en un esquema de fraude en $9 millones al municipio de Mayagüez fueron agregados en una demanda incoada por el ayuntamiento y la corporación Mayagüez Economic Development, Inc. (MEDI), que originalmente solo incluía a uno de ellos.

Inicialmente, en el recurso legal solo fue demandado Eugenio García Jiménez. Luego se enmendó para incluir a Roberto Mejill Tellado y en abril pasado fueron incluidos los otros acusados: Stephen Kirkland, Steve Minger, Alejandro Riera Fernández, Joseph Kirkland y Arnaldo Irizarry. Se alega que todos los acusados participaron para contribuir en la pérdida de los $9 millones en inversiones mediante transacciones electrónicas.

A su vez, la demanda fue enmendada para incluir a las corporaciones que según el pliego acusatorio federal fueron utilizadas para la apropiación de los $9 millones y para atemperar las alegaciones con lo que incluye la acusación.

En junio de 2019, el ayuntamiento mayagüezano incoó una demanda contra la firma de García Jiménez, en la que solicitó que devuelva los $9 millones de fondos públicos invertidos en capital. Las acciones suponían generar una ganancia de $1.8 millones en intereses para el municipio, los cuales nunca se vieron.

El ayuntamiento alega que en 2016 García Jiménez prometió que podría invertir unos $9 millones de los fondos municipales sin que surgiera un riesgo y con ganancias anuales del 10%.

El pasado 28 de marzo un gran jurado federal emitió las acusaciones en este caso. Según el pliego acusatorio, entre marzo de 2016 a junio de 2018 los acusados orquestaron un esquema para defraudar al municipio de Mayagüez y a MEDI de dineros pertenecientes al ayuntamiento, al representar falsamente que los $9 millones que fueron invertidos tuvieron una tasa de rendimiento significativa.

Presuntamente, los acusados transfirieron, distribuyeron y gastaron el dinero de maneras inconsistentes con las declaraciones hechas al municipio mayagüezano y a MEDI sobre la inversión del dinero para incluir la compra de una embarcación marina, de joyas y ropa; pagos de matrícula escolar, restaurantes, servicios públicos, tarjeta de crédito y decoración del hogar, así como mejoras inmobiliarias como piscinas y el pago de hipotecas de viviendas.

Utilizando múltiples entidades corporativas fantasmas y cuentas financieras, los acusados recibieron colectivamente cientos de miles de dólares pertenecientes al municipio de Mayagüez, destinados a inversiones, que luego los acusados utilizaron para gastos personales y compras de bienes muebles e inmuebles, indica la acusación.

De igual forma, el pliego alega que el uso de entidades corporativas fantasmas sirvió para ocultar el plan para defraudar al ayuntamiento y a MEDI y permitió a los acusados "adormecer a Mayagüez y a MEDI haciéndoles creer que los $9 millones fueron invertidos".

Del dinero obtenido del municipio a través de tergiversaciones materiales, los acusados solo devolvieron $1.8 millones y al hacerlo representaron falsamente que ese dinero era un retorno de la inversión.

De acuerdo con la acusación, las entidades utilizadas en este esquema son Mayagüez Economic Development Financial Strategies Inc., M.A.G. Holdings Inc., Teha Holdings LLC, MEDI Management Inc., MEDI Films, MEDI CIDREX, MEDI SNIF, U.A. United Advisors Corporation, Inmanagement LLC, Eugenio García Jr. & Associates LLC, Leyton Suisse Mayagüez Corp., MAG Film Studios LLC y Premier Investment and Financial Services Group LLC.

Mientras, el lunes pasado el Departamento de Justicia refirió a la Oficina del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (Opfei) al alcalde de Mayagüez, José Guillermo “Guillito” Rodríguez y a la directora de finanzas municipal, Yahaira Valentín, por acciones en relación a los $9 millones que pudieran constituir incumplimiento del deber y malversación de fondos públicos.

MEDI es una corporación pública con fines de lucro creada con el propósito de promover el desarrollo económico de Mayagüez y la región occidental de Puerto Rico, generar empleos, apoyar proyectos de infraestructura y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.