Masacre Trujillo Alto

>Archivo / EL VOCERO

La vista argumentativa en relación a la oposición del Departamento de Justicia de conceder un nuevo juicio contra Juan Carlos Meléndez Serrano y Antonio Ramos Cruz, convictos en 1992 por la masacre de Trujillo Alto, se celebró en el Tribunal de Apelaciones.

Para junio de 2017, la jueza del Tribunal de Carolina, Berthaida Seijo Ortiz, acogió la solicitud de la defensa para la celebración de un segundo proceso judicial al concluir que había una reciente prueba que no estuvo disponible para ser aquilatada por el jurado que los encontró culpables.

Durante la vista de argumentación para conceder un nuevo juicio se discutieron los criterios de que la prueba no pudo ser descubierta con razonable diligencia antes del juicio; la prueba no es meramente acumulativa; no es prueba de impugnación y que la prueba presentada es creíble y podría producir un veredicto diferente.

Por su parte, el procurador general, Juan Ruiz, defendió que el resultado de las pruebas de ADN –no compatibles con los convictos– “no sacan a los convictos de la escena, sino que únicamente los saca del panty de la víctima ”. 

En un momento, el panel compuesto por el juez presidente Waldemar Rivera Torres; juez Carlos Salgado Schwarz y la jueza Luisa Colom García coincidió en que el juicio original se basó en que la intención de los imputados era agredir sexualmente a Haydée Maymí. 

Ramos y Meléndez fueron condenados a 297 años de cárcel en 1992 por el asesinato de Haydée Maymí y sus dos hijos el 25 de junio de 1989. 

Los cuerpos de los niños Eduardo (5 años) y Melissa (3 años) fueron encontrados en la nevera y refrigerador de la residencia. 

La defensa de Ramos Cruz, el licenciado Julio Fontanet, argumentó que el Estado debe probar que la jueza Seijo al conceder el nuevo juicio a los convictos incurrió en un "abuso de discreción ". Además aseguró que  Ruiz falla en el análisis de que la nueva prueba pueda producir un nuevo veredicto, es decir, en el quinto criterio. 

De otro lado, el fiscal Yamil Juarbe sostuvo que la jueza Seijo "no realizó su trabajo bien... y que "presentó una resolución plagada de errores a favor de la defensa".

Los argumentos presentados el día de hoy se basaron en las reglas de procedimiento criminal –específicamente en la 192–  en el caso Marcano Padilla II. 

Tras ambas partes postular sus argumentaciones el panel decidió irse en receso para evaluar y en su debido momento emitir una determinación. 

Pendientes a ELVOCERO para ampliación de esta nota.