Supremo

El Tribunal Supremo de Puerto Rico. >Archivo/EL VOCERO

El Tribunal Supremo tendrá ante su consideración las determinaciones del Tribunal de Primera Instancia de San Juan y el Circuito de Apelaciones sobre la ilegalidad de los votos mixtos denominados como “Pivazos” durante las pasadas elecciones.

La determinación final pudiera cambiar el resultado de la alcaldía de Aguadilla.

Según se informó, la alcaldesa de Aguadilla, Yanitisia Irizarry, sometió en el día de hoy ante el Tribunal Supremo una demanda solicitando que se anulen los votos mixtos. El nuevo Código Electoral expresa claramente que el voto “Pivazo”, cuando hacen una marca debajo de una insignia y votan por un candidato en otra columna, es ilegal y no se adjudicará. Para que sea válido el votante debe votar al menos por un candidato debajo de la insignia.

Irizarry Méndez, pidió al Supremo que resuelva la controversia lo antes posible por el bienestar de los electores del municipio de Aguadilla.

De igual manera, solicitó que se anule toda certificación que haya sometido la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) a cualquier candidato en el municipio de Aguadilla que haya sido declarado como ganador a causa de los votos mixtos “Pivazos”.

Anteriormente, luego de las elecciones del pasado 3 de noviembre, Irizarry había solicitado al Tribunal Supremo que anulara los votos “Pivazos” pero el alto foro declinó someter una opinión final tras un empate en las votaciones de los jueces. El Tribunal de Primera Instancia de San Juan y Circuito de Apelaciones también declinaron tomar una decisión al respecto por entender que no tenían jurisdicción en el asunto el cual había sido sometido a consideración del Tribunal Supremo.

“Tengo fe de que el Tribunal Supremo pondrá punto final a esta controversia anulando los votos ilegales. Han sido los múltiples esfuerzos que se han realizado por varios candidatos para que se haga valer la ley tal y como se expresa sobre los votos mixtos. La ley es clara y no faculta ni a la Comisión ni a los Comisionados Electorales a variar la definición de lo que es un "voto mixto". Tampoco ellos tienen discreción para interpretar la validez de dichas papeletas como han expresado algunos políticos. Mucho menos se puede ‘acordar’ u ordenar durante el escrutinio para que se adjudiquen votos mixtos que no cumplen con las especificaciones del Código Electoral 2020”, expresó Irizarry Méndez.