Policía patrulla

Un botín estimado en 450 dólares se llevó un delincuente que perpetró un escalamiento en una iglesia evangélica localizada en la calle Flamboyán 193, jurisdicción del barrio La Central, en Canóvanas.

La perjudicada relató a las autoridades que alguien forzó la puerta principal de la iglesia y una vez en el interior se apropió de una bocina, el platillo para el recogido de ofrendas, dos sillas de madera que se encontraban en el altar y una biblia de tamaño grande.

El caso fue referido a personal de la División de Delitos Contra la Propiedad del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Carolina.