bebé

GUAYNABO – Una bebé de seis semanas de nacida murió el sábado súbitamente, aunque los investigadores del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC), indicaron que dependerá de los hallazgos de la autopsia para determinarse la causa del deceso. 

La orden de autopsia señala la muerte súbita, como una posible causa de la muerte.

El informe preliminar del CIC del Área de Bayamón de la Policía establece que la muerte ocurrió en la mañana del sábado en una residencia en la calle Granada, en la urbanización Torrimar.

Según el escrito, la niña dormía en la cama con sus padres Jean Paul Pepín Rodríguez y Mónica Rodríguez Vilá, ambos de 41 años de edad, quienes son ingeniero y abogada.

La madre lactante se acostó con su hija y en la mañana la infanta no respiraba. Los padres llamaron al 9-1-1 y al lugar llegaron los paramédicos Padilla 1017, Castro 3341, Alejandrino 1187.

La niña fue llevada en ambulancia al Hospital Metropolitano, donde el doctor Jorge Peña la declaró muerta a eso de las 7:54 de la mañana del sábado.

La fiscal Ginny Andreu, de la Unidad Especializada en Maltrato de Menores emitió una orden de autopsia señalando que podría ser una posible muerte súbita.

En el caso también interviene la trabajadora social de Emergencias Sociales Glorimar Andújar y el agente Rodríguez, de la División de Homicidios de Bayamón.

El informe señala que la infanta no mostraba signos de violencia.