pua
Henry Escalera, Comisionado de la Policía, dijo desconocer si el Departamento del Trabajo confecciona otras listas de empleados del área de seguridad.
 

El comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera Rivera, confirmó que depuran una lista con 100 nombres de empleados que presuntamente habían cobrado cheques del Programa de Asistencia de Desempleo Pandémico (PUA, por siglas en inglés) para determinar si alguno ha devuelto los dineros al Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH).

La lista le fue entregada a Escalera Rivera en la tarde del martes, quien aclaró que no se trata de 3,000 miembros de la agencia como habían señalado fuentes que sostienen que un sustancial número de empleados bajo la sombrilla del Departamento de Seguridad Pública (DSP), en su mayoría agentes, habían solicitado los beneficios del PUA.

Escalera Rivera dijo que una vez recibió la lista contenida en cuatro o cinco páginas, la entregó a la Oficina de Recursos Humanos, que tendrá que depurarla porque hay algunos nombres de agentes que ya no están en la agencia por haberse jubilado.

El comisionado fue parco y no quiso mencionar nombres de aquellos que le consta siguen en la Uniformada.

Entrada la tarde de ayer, agentes de la rama investigativa que habían recibido pagos de entre $2 mil a $8 mil comenzaron a devolverlos mediante giros y cheques de gerente al Departamento del Trabajo, indicaron fuentes consultadas.

Algunos de los agentes les comentaron a sus superiores que habían perdido los trabajos que tenían en su tiempo libre por causa de la pandemia, y que no vieron nada malo en solicitar los beneficios.

Estos agentes se exponen a acusaciones por delitos graves que conllevarán la expulsión de la Uniformada y penas de hasta 15 años de cárcel sin derecho a probatoria.

Según Escalera Rivera, una vez se depure la lista se verá si las querellas las investigará Asuntos Internos de la Policía, el FBI o el Negociado de Investigaciones Especiales.

El jefe policíaco dijo que desconoce si en el Departamento del Trabajo confeccionan otra lista con nombres de supuestos agentes.

La secretaria de Justicia, Inés Carrau y el secretario del Trabajo, Carlos Rivera Santiago, en entrevistas con EL VOCERO habían confirmado que alrededor de 10 mil empleados públicos pudieron haber solicitado los beneficios del PUA.