Charbonier

La exrepresentante María Milagros Charbonier. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

Debido a que el descubrimiento de prueba en el caso de corrupción contra la exrepresentante María Milagros Charbonier, su familia y una empleada es "extenso y complejo", la defensa solicitó al juez federal Juan Pérez Giménez que le conceda tiempo adicional para revisar la misma.

Así consta en una orden emitida por el juez en la que le indica que debido a la pandemia por el Covid-19, los abogados de los acusados no han podido revisar el descubrimiento de prueba con sus representados. El juez concedió la solicitud, por lo que el juicio, cuya fecha aún no ha sido señalada, no se celebrará próximamente. 

Pérez Giménez ordenó a las partes a presentar no más tarde del 2 de octubre una moción conjunta en la que le informe el status del caso y si hay algún asunto con el descubrimiento de prueba.

De otra parte, el expediente del caso refleja que tanto Charbonier como su esposo Orlando Montes Rivera prestaron la porción de $15 mil asegurada con su apartamento.

El pasado 7 de agosto un gran jurado acusó a Charbonier, su esposo Montes Rivera, a su hijo 

Orlando Gabriel Montes Charbonier y a la empleada Frances Acevedo Ceballos por participar en un esquema de fraude de $100 mil.

El grupo enfrenta cargos por: conspiración, robo de fondos federales, soborno, comisiones ilegales y fraude electrónico de sus servicios honestos.

Charbonier y su esposo enfrentan cargos de lavado de dinero. La legisladora también enfrenta un cargo por obstrucción a la justicia.

Según el pliego, a principios de 2017, Charbonier infló el salario de Acevedo Ceballos de $800 quincenales a $2,100; esta cantidad aumentó a casi $2,900 en septiembre de 2019.

De cada cheque inflado, Acevedo Ceballos acordó que se quedaría con una parte y le pagaría una comisión de entre $1,000 y $1,500 a Charbonier, su esposo e hijo.

Se alega que hasta julio de 2020, Charbonier había recibido por lo menos $100 mil en sobornos y comisiones ilegales de este esquema.

El pliego indica que Charbonier, instigada por su esposo Montes Rivera, su hijo Montes Charbonier, malversó, robó, obtuvo mediante fraude y aplicó indebidamente propiedad que pertenecía al Estado Libre Asociado (ELA).

Asimismo, se alega que Charbonier y su familia, solicitaron y aceptaron de manera corrupta cosas de valor de Acevedo Ceballos, como recompensa por inflarle el salario.

A su vez, se indica que los cuatro acusados tramaron un plan para defraudar a los ciudadanos y al gobierno de Puerto Rico de los servicios honestos y fieles de Charbonier como miembro de la Cámara de Representantes, mediante sobornos y comisiones ilegales.