Félix Verdejo

El púgil Félix Verdejo a su llegada al CIC de Hato Rey. >Brandon Cruz González/EL VOCERO

El boxeador Félix "El Diamante" Verdejo llegó a eso de las 10:40 a.m. al Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de San Juan acompañado de los abogados Jorge Colina y Eli López para ponerse a disposición de las autoridades en el caso sobre la desaparición de la joven Keishla Marlen Rodríguez Ortiz, a quien se lo vincula sentimentalmente.

El púgil boricua, quien figura como “persona de interés” en el caso, se negó responder las preguntas de los agentes del CIC que investigan el caso. El atleta estuvo reunido con los agentes, pero declinó responder las preguntas, confirmó el sargento Axel Valencia.

Poco antes de las 11:30 am., el deportista salió sin ofrecer declaraciones a la prensa. Sus abogados se negaron a contestar las múltiples interrogantes de los periodistas.

Más temprano, se había informado que Verdejo comparecería a las 2:00 p.m. pero lo hizo antes. Menos de una hora más tarde, se retiró sin hacer declaraciones públicas. Tampoco lo hicieron sus letrados. 

Félix Verdejo en el CIC

Félix Verdejo durante su presentación ante el Cuerpo de Investigaciones Criminales. 

El comisionado del Negociado de la Policía, Antonio López Figueroa, confirmó esta mañana que el carro de la joven Keishla Marlen Rodríguez Ortiz fue encontrado en el sector Canovanillas en el municipio de Canóvanas.

El comisionado López dijo que no tiene detalles sobre si el vehículo tiene impactos de bala. Las autoridades revisaron el vehículo en Canóvanas, pero no encontraron nada.

Sobre dónde se concentra la búsqueda, respondió “en Puerto Rico completo. Es muy pequeño”. También, instó a la ciudadanía a llamar para confidencias al 787 343 2020.

Agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) colaboran con la Policía de Puerto Rico, señaló López.

Antonio López

El comisionado del Negociado de la Policía, Antonio López. >Brandon Cruz González/EL VOCERO

Keishla Marlen, por quien la Policía decretó anoche la Alerta Rosa, supuestamente había salido de su hogar en el Residencial Villa Esperanza, en Caimito para ver a Verdejo y mostrarle los resultados de una prueba de embarazo.