Douglas Leff

Douglas Leff, director del FBI en Puerto Rico.

El director del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) en la Isla, Douglas Leff, anunció ayer la implementación de un protocolo con las comandancias en las áreas de mayor incidencia criminal mediante el cual policías municipales informarán a esa agencia cuando ocurra un crimen en el que el foro federal tenga jurisdicción.

Por su parte, la secretaria de la Gobernación, Zoé Laboy, afirmó que tomarán medidas novedosas para combatir la criminalidad, pero no precisó cuáles ni cuándo entrarán en efecto. Aun así, defendió las iniciativas ya anunciadas, como encender los biombos de las patrullas y aumentar el horario de trabajo de los policías.

Por separado, ambos funcionarios se expresaron sobre la respuesta de sus respectivas jurisdicciones a la explosión de violencia criminal que ha estremecido al País en los últimos días.

Leff dijo a EL VOCERO que “recientemente tuvimos una reunión con comisionados de las policías municipales de ciudades en donde ocurre la mayor incidencia criminal para tener un nuevo protocolo en el que agentes municipales, con entrenamiento adicional, van a reconocer si es un delito federal cuando responden a la escena y para asegurar que la evidencia va a ser colectada de manera que se pueda probar un caso federal. Nosotros estaremos conscientes del incidente desde el inicio y podremos responder con más recursos”.

Indicó que este protocolo se inició en septiembre pasado. Las regiones son San Juan, Caguas, Ponce, Carolina, Bayamón y Guaynabo.

Detalló que se designaron unos puntos de enlace en las diferentes zonas, en los que una persona estará a cargo de suministrar la información del crimen al FBI.

La persona está entrenada para reconocer los elementos que dan jurisdicción a las autoridades federales. “Por eso... nos vamos a enterar desde el principio y podemos guiarlos a manejar la escena adecuadamente para que no haya pérdida de evidencia valiosa que se vaya a utilizar para el procesamiento criminal”, expresó.

“Les vamos a dar la bienvenida a otras comandancias para hacer lo mismo, pero empezamos con esas regiones en donde hay más violencia. Hemos recibido informes exitosos en etapa temprana en este nuevo programa”, señaló Leff.

Abogan por otras estrategias

“Esto no se puede permitir”, dijo Laboy sobre la criminalidad. “Además de tomar medidas a corto plazo, como los biombos y el turno de 12 horas, hay que tomar otras medidas fuera de la caja. No podemos seguir haciendo lo mismo si queremos resultados diferentes y vamos a estar trabajando en esas medidas diferentes, en esas iniciativas que no hemos utilizado en Puerto Rico anteriormente”.

A preguntas de la prensa ayer sobre las nuevas estrategias, indicó: “No las voy a compartir...No me atrevo a decir la fecha porque no voy a fallar, pero estamos trabajando”.

Sobre la instrucción de prender los biombos durante el patrullaje, insistió en que es una medida efectiva.

A disuadir los delitos

“Una forma de disuadir la comisión de delitos es esto mismo, que el que vaya a cometer vea un policía cerca porque eso tiene un efecto en la gente. Puerto Rico se tiene que sentir seguro de que hay compañeros y compañeras dándolo todo por la seguridad y para que sepan, es ese biombo el que me dice a mí que por ahí está la Policía”, afirmó Laboy.

Niegan relación

Las autoridades policiacas afirmaron que los asesinatos ocurridos la noche del miércoles cerca del residencial Ramos Antonini en Río Piedras no tienen relación con la masacre ocurrida el pasado lunes en este complejo de viviendas.

El secretario de Seguridad Pública, Elmer Román, fue categórico al afirmar que no hay relación entre un caso y el otro.

Eso “ocurrió dentro de un apartamento que es en una urbanización. No tiene relación con lo que ocurrió en Ramos Antonini. Lo que tenemos en Ramos Antonini es que estamos trabajando para calmar la situación y dar una oportunidad a que las organizaciones de la parte social puedan hacer su parte para ayudar a esos vecinos que han pasado por este evento”, dijo Román, aunque los cuerpos del doble crimen de anteanoche fueron hallados en la calle.

¿Que hayan matado dos más no indica que el plan falló?, se le preguntó.

“El plan está estructurado. Esto es un incidente que, al momento, no se relaciona con estos incidentes. No es en el mismo sitio. No se relaciona con el de Ramos Antonini. Hasta el momento no se relaciona”, dijo el comisionado de la Policía, Henry Escalera. “Hay un patrullaje y vamos a seguir con el plan de trabajo con las agencias federales y con el municipio”.

La Policía informó que dos cadáveres fueron encontrados con impactos de bala en la cabeza, atados de manos y pies. Se localizaron a eso de las 11:00 p.m. en la calle Antonio Sarriera, cerca de la cancha de la urbanización Los Maestros, que ubica al cruzar la avenida del residencial Ramos Antonini. En la masacre del lunes murieron seis personas.

Román afirmó que las autoridades federales ya están interviniendo con la pesquisa por estas muertes.