Sixto George, productor

Sixto George, productor.

Agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) arrestaron al productor Sixto Jorge Díaz Colón, mejor conocido como Sixto George, por presuntamente intentar sobornar a funcionarios del gobierno de Ricardo Rosselló en unos $300 mil.

Díaz Colón de 52 años, fue acusado de tres cargos de extorsión y obstrucción a la justicia relacionados con su participación en un esquema vinculado a la divulgación de mensajes del polémico de chat de Telegram durante el verano de 2019.

EL VOCERO informó el 29 de julio del 2019 que el FBI le había incautado el teléfono celular a Díaz Colón.

Díaz Colón enfrenta cargos por intento de soborno al entonces gobernador Rosselló (identificado como Persona 3) y a su secretario de Asuntos Públicos (identificado como Persona 4 en el pliego), que en ese momento era Anthony Maceira, para evitar que salieran mensajes de Telegram donde se exponía el carácter del primer ejecutivo y algunos de sus ayudantes.

Se alega que el productor a sabiendas intentó obstruir y afectar el comercio mediante extorsión. Intentó obtener propiedad de la Persona 4 y de otros, mediante amenaza.

La acusación señala que la Persona 1 (que ha trascendido podría tratarse de Raúl "Raulie" Maldonado) es un exsubcontratista del gobierno y familiar de un exoficial del gobierno (Raúl Maldonado, exsecretario de Hacienda), identificado como Persona 2.

El pliego acusatorio alega que para el 1 de febrero de 2019 la Persona 1 contactó a Díaz Colón y el 3 de febrero se reunió con él en su apartamento. La Persona 1 le indicó a Díaz Colón que tenía en su poder copia de los mensajes de Telegram que entendía que contenían información incriminatoria sobre la Persona 3 y otros oficiales públicos.

Para el 26 de enero de 2019 al 26 de julio de 2019, Díaz Colón y la Persona 1 discutieron sobre los mensajes de Telegram.

Para el 20 de junio de 2019 la Persona 4 recibió un mensaje de Díaz Colón que leía: "Tipo, si Fortaleza no deja de meterse con la Persona 2, la Persona 1 tiene pruebas contundentes para jod… esta administración. De acuerdo a la Persona 1, eres tú y La Fortaleza quienes están detrás del ataque contra Persona 2".

Tras enviar ese mensaje por Telegram, Díaz Colón contactó a la Persona 4 y le pidió reunirse en persona.

La acusación destaca que la Persona 1 "intenta quemar a Puerto Rico" al publicar los mensajes de Telegram, a menos que reciba aproximadamente $300 mil.

La Persona 3 no le pagó a Díaz Colón el dinero que este demandaba. El pliego agrega que luego de que la Persona 3 (Rosselló) renunció a la gobernación, los contratos que tenía Díaz no fueron renovados.

Cuando el FBI se le acercó el 26 de julio de 2019, Díaz Colón habría borrado los mensajes de Telegram que contenían su participación en el plan, antes de entregar su celular a las autoridades.

"Como se alega en la acusación, el acusado buscó extorsionar a un funcionario público del gobierno de Puerto Rico para su propio beneficio económico, y luego agravó su crimen al supuestamente destruir evidencia de su participación en el plan cuando se le acercó el FBI", dijo Nicholas L. McQuaid, secretario auxiliar interino de Justicia del Departamento de Justicia.

Por su parte, el jefe de la fiscalía federal Stephen Muldrow, indicó que el acusado “amenazó con usar su influencia como miembro de los medios y en nombre de dos firmas de relaciones públicas para destruir la reputación de los funcionarios públicos si no cumplían con sus solicitudes. No se equivoquen, la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos y nuestras agencias asociadas procesarán a aquellos que intenten extorsionar a otros y obstruir la justicia con todo el alcance de la ley".

Mientras, el director del FBI en la Isla Rafael Riviere Vázquez señaló que la corrupción pública tiene muchas caras y que en muchas ocasiones son los funcionarios públicos, quienes utilizan su puesto para beneficio personal.

“A veces, sin embargo, los delincuentes intentarán explotar las debilidades de quienes ocupan cargos públicos. Esta es también una forma de corrupción pública y, como cualquier otra forma de corrupción, no será tolerada. Ya lo hemos dicho antes y merece la pena repetirlo. Si usted es víctima o testigo, o si se ve involucrado de alguna manera en un esquema de corrupción pública, nunca será demasiado tarde para hacer lo correcto. Estamos aquí, estamos haciendo nuestro trabajo y queremos saber de usted”, indicó Riviere.

El caso está a cargo del fiscal Timothy Henwood.

Comparece a vista inicial

Díaz Colón compareció a la vista inicial ante el magistrado federal Bruce McGiverin, quien le informó los cargos que pesan en su contra y que se expone a penas de hasta 20 años de prisión.

Por el primer cargo se expone a una sentencia de hasta 20 años de cárcel, a una multa de $250 mil y a dos años de libertad supervisada; por el cargo 2 se expone a hasta dos años de cárcel y a una multa de $250 mil y por el tercer cargo se expone a 20 años de prisión a $250 mil y a tres años de libertad supervisada.

McGiverin le impuso una fianza de $15 mil, de los cuales $10 mil son asegurados y $5 mil no asegurados. Tiene 10 días laborables para prestarla.

Díaz Colón fue representado por la abogada Joannie Plaza de la Oficina del Defensor Público Federal.

La vista de lectura formal de cargos fue señalada para el 9 de febrero a la 1:30 p.m.