Judge gavel and scale in court. Legal concept

Dos fiscales de la sección criminal de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia en Washington se unieron a la Fiscalía federal en la Isla para el procesamiento criminal contra el trío acusado por cometer un crimen de odio contra la mujer transgénero Alexa Luciano Ruiz.

Según el expediente del Tribunal Federal, los fiscales Shan Patel y Laura Blakemore Gilson trabajarán junto al fiscal José Contreras para llevar el caso contra Anthony Lobos Ruiz, Jordany Laboy García y Christian Rivera Otero.

El abogado experto en derechos civiles y activista Osvaldo Burgos vio con buenos ojos la integración de estos fiscales al caso.

“Es importante la participación de estos fiscales especializados porque uno esperaría que esa especialidad incluya conocer las particularidades de crímenes de odio y que no se vaya a escapar ningún detalle a la hora del procesamiento de estas personas”, señaló Burgos a EL VOCERO.

Lamentó que el caso haya sido procesado en el foro federal y que aún no se hayan formulado cargos por asesinato.

“Sigue siendo lamentable que en este caso sea el Tribunal Federal quien atienda el reclamo cuando en Puerto Rico existe una ley para procesar por crímenes de odio desde 2002 y, por otro lado, también es lamentable que este caso solamente atiende la parte de la agresión física a Alexa y no atienda el asesinato, porque por el asesinato no se han formulado cargos”, afirmó.

El fiscal Contreras indicó en una moción reciente que un miembro de un punto de drogas de Toa Baja es el presunto asesino de Alexa. El ministerio público federal no ha identificado al sospechoso y tampoco se le han radicado cargos por el crimen.

Lobos Ruiz, Laboy García y Rivera Otero enfrenta cargos por violación a la Ley de Prevención de Crímenes de Odio.

“Estoy especulando, pero me imagino que este caso se presenta con la intención de que alguno de los implicados en este caso hable sobre el asesino. A veces se presentan los casos para crear algún tipo de presión en el imputado y en el proceso de negociación tratan al pequeño para luego coger al más grande. Así que parece que por ahí va la estrategia de las autoridades federales. Esperemos que así sea”, expresó Burgos.

“Todos los días hay crímenes de odio”

Opinó que en la Isla se cometen crímenes de odio constantemente.

“Se ha creado la impresión de que los crímenes de odio son usualmente cuando hay asesinato, pero todos los días hay crímenes de odio en Puerto Rico. Las agresiones físicas y verbales que se dan todos los días contra sectores vulnerabilizados, particularmente contra la comunidad Lgbtt, la comunidad dominicana, musulmanes o personas de religiones no tradicionales. Estos todos los días sufren agresiones físicas y verbales, atentados contra la propiedad, daños a sus bienes y eso no se está trabajando”, apuntó.

Agregó que en muchas ocasiones la gente no lo reclama como un crimen de odio “porque no lo entiende como un crimen de odio. Que te den un golpe o te empujen o te alteren la paz o te griten en la calle porque eres gay, lesbiana o trans, eso es un delito y está motivado por odio, por prejuicio hacia la víctima y eso tampoco se está procesando y es importante”.

La acusación indica que como parte de la conspiración los acusados específicamente seleccionaron a Alexa como el objeto de una agresión debido a su identidad de género. Asimismo, alega que los coconspiradores utilizaron un vehículo de motor para trasladarse a múltiples lugares para obtener una pistola de gotcha para dispararle y causarle daño. Además, usaron un celular para grabar la agresión.