Jorge Haddock
Jorge Haddock, expresidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR). > Archivo / EL VOCERO

El expresidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Jorge Haddock, y su esposa, María A. Haddock, presentaron una demanda contra la Junta de Gobierno de la institución universitaria en la que solicitaron una indemnización de casi $5 millones por la terminación anticipada de su contrato y por daños y perjuicios.

En el documento presentado en el Tribunal de Estados Unidos para el distrito de Puerto Rico, aparecen como demandados los integrantes de la Junta de Gobierno Emilio Colón Beltrán, Mayda Velasco Bonilla y Walter Alomar Jiménez. Asimismo, la actual presidenta interina de la UPR, Mayra Olavarría Cruz, y Omar Marrero Díaz, director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf).

En la demanda, Haddock afirmó que fue despedido porque no cedió a solicitudes para remover a diferentes personas de puestos dentro de la junta y cargos administrativos y académicos y reemplazarlos con personas vinculadas al Partido Nuevo Progresista (PNP).

“Durante el mandato de Haddock como presidente de la UPR, el codemandado Alomar solicitó en numerosas ocasiones que Haddock organizara y facilitara el otorgamiento de contratos por parte de la universidad a personas y entidades afiliadas al PNP. Haddock ignoró tales solicitudes”, se señaló.

Asimismo, se estableció que “en algún momento entre mayo y junio de 2021”, Haddock comenzó a recibir llamadas de Marrero exigiendo una destitución de un representante de la UPR en la dirección de la Corporación Pública para la Supervisión y Seguro de Cooperativas de Puerto Rico (Cossec) y que supuestamente eran instrucciones recibidas desde La Fortaleza.

Haddock fue nombrado presidente en julio de 2018 y entró como presidente en propiedad en septiembre de ese mismo año.

Mientras, el pasado 8 de julio, la junta informó la destitución de Haddock, quien había expresado sentirse sorprendido con la intención de ser removido de la presidencia del primer centro docente del País. Su renuncia fue efectiva el 31 de julio.

En la demanda, Haddock estableció que el término original de su contrato era de cinco años.

También indicó que, para asumir el puesto, renunció como profesor titular en la Universidad de Massachusetts.

“De conformidad con el contrato, el desempeño de Haddock como presidente de la UPR iba a ser evaluado anualmente por la Junta de Gobierno. La última evaluación del desempeño de Haddock como presidente corresponde al año fiscal 2019-2020. Los resultados de dicha evaluación fueron enviados a Haddock el 9 de septiembre de 2020 y muestran un resultado satisfactorio de un 90%”, se estableció en la demanda.

No obstante, se alegó que “al 30 de junio de 2021, la Junta de Gobierno no había comunicado a Haddock cualquier insatisfacción con su desempeño como presidente de la UPR ni le había enviado un informe de evaluación para el año pasado (2020-2021)”.