El jefe de Fiscalía federal en Puerto Rico, W. Stephen Muldrow

El jefe de Fiscalía federal en Puerto Rico, W. Stephen Muldrow, ofreció detalles de los cargos contra los alcaldes de Humacao y Aguas Buenas.

Agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) ejecutaron esta madrugada dos órdenes de arresto por corrupción contra el alcalde Humacao, Reinaldo Vargas Rodríguez, y el alcalde de Aguas Buenas, Javier García Pérez.

Más tarde en la mañana, el jefe de Fiscalía federal en Puerto Rico, W. Stephen Muldrow, explicó que un gran jurado emitió cargos criminales contra el ejecutivo municipal de Aguas Buenas por conspiración para cometer soborno, recibir “kickbacks” y extorsión.

El esquema en el que García Pérez alegadamente participó se remonta al 2017 e involucra el pago por parte de dos contratistas a cambio de contratos para trabajos de asfaltado y repavimentación, al igual que el recogido de escombros y basura.

Según Muldrow, García Pérez recibió por lo menos $32,000 como parte de este esquema.

García Pérez se expone a cinco años de cárcel por conspiración, otros 10 por el cargo de soborno y otros 20 por el de extorsión.

De manera similar, Vargas Rodríguez también fue arrestado por cargos de conspiración para cometer soborno, extorsión y recibir “kickbacks” por parte de dos contratistas a cambio de concretar acuerdos para trabajos de asfaltado y repavimentación de vías públicas y recogido de desperdicios.

Entre marzo y abril del 2021, el mandatario humacaeño obtuvo $15,000.

Esta mañana antes de la conferencia de prensa, el abogado Osvaldo Carlo, representante legal de los dos alcaldes, confirmó a EL VOCERO que habían sido arrestados.

"Esta mañana tuve una comunicación con los familiares de ambos alcaldes. Ambos están físicamente en el FBI. Están siendo procesados. Una vez terminen ese proceso pasarían a probatoria federal", había dicho Carlo en declaraciones radiales.

Pasado el mediodía, los alcaldes tuvieron su vista inicial ante el magistrado federal Marcos López en donde se procedió a la lectura de acusación. Ambos funcionarios se declararon no culpables y se les fijó una fianza para salir el libertad. 

Poco después de confirmarse los arrestos, el gobernador Pedro Pierluisi salió a pedir la renuncia inmediata de ambos alcaldes.

"He sido firme con este tipo de casos y esta vez no es la excepción, por lo que exijo la renuncia inmediata de ambos alcaldes arrestados hoy", escribió el gobernador en sus redes sociales.

"Espero que la fuerza de la ley caiga sobre ellos y sobre cualquiera que piense en volver a fallarle a Puerto Rico. La corrupción es un mal social que no vamos a tolerar. Los arrestos de estos dos alcaldes son un duro golpe a la confianza del pueblo. Me parece increíble que tengamos que seguir pasando por esto, pero el Pueblo puede estar seguro que como gobernador y presidente de un partido no me temblará la mano para repudiar las acciones ilegales, vengan de donde vengan", agregó.

Por su parte, el alcalde de Camuy, Gabriel Hernández, presidente de la Federación de Alcaldes, sostuvo en declaraciones escritas que “la noticia de los arrestos de los alcaldes de Humacao, Rey Vargas, y de Aguas Buenas, Javier García, es un asunto que vuelve dirigir la atención del pueblo y de los gobiernos municipales a asuntos que en nada aportan al bienestar de la Isla”.

“Una vez más se mancha la reputación de los que ocupamos cargos públicos y es abono para el descontento y la desconfianza que la gente manifiesta cada vez que se conoce de una situación similar. No hay razón para desviarse de la sana administración ni justificación para la comisión de actos de corrupción. Tenemos las herramientas, los recursos y el apoyo disponible para mantener una conducta ética. A eso es el llamado”, añadió.

En diciembre pasado, EL VOCERO publicó que varios alcaldes y exalcaldes del Partido Nuevo Progresista (PNP) y el Partido Popular Democrático (PPD) se encontraban en la cuerda floja, luego de que un gran jurado federal sesionara con relación a una pesquisa sobre contratos otorgados para el manejo de desperdicios sólidos en los ayuntamientos.

Fuentes de EL VOCERO informaron en ese entonces que originalmente la investigación federal involucraba a ocho alcaldes y exalcaldes de ambos partidos políticos, pero la lista se redujo a seis en los que se habría encontrado evidencia suficiente.

Con estos arrestos, sumarían cinco los alcaldes involucrados en actos de corrupción en lo que va de cuatrienio. Además de los de Humacao, Aguas Buenas, también han sido acusados el de Cataño (Félix “El Cano” Delgado), el de Guaynabo (Ángel Pérez) y el de Guayama (Eduardo Cintrón).

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.

Tags