muelle de San Juan
Unos 5,000 vagones con mercancía internacional siguen varados en el muelle de San Juan. >José “Pipo” Reyes/ Especial para EL VOCERO

Luego de que la comisionada residente Jenniffer González dijera - en declaraciones hechas a Telenoticias - que habló con las autoridades federales sobre el conflicto obrero patronal que está frenando la llegada de cierta mercancía al País, el secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Carlos Rivera Santiago, confirmó que si no se llega pronto a un acuerdo, el gobierno federal podría intervenir.

“Podría haber consecuencias federales. Ciertamente en lo que afecte al comercio interestatal, las autoridades federales podrían intervenir, porque impacta al comercio de diferentes estados de Estados Unidos. Pudieran asumir jurisdicción porque está afectando a distintas industrias”, confirmó Rivera.

El secretario visitó ayer las instalaciones de la empresa Luis Ayala Colón en San Juan, el patrono que mantiene la pugna laboral con la Unión de Trabajadores de Muelles International Longshoremen’s Association (ILA), que ha provocado que los barcos internacionales no puedan descargar sus vagones y que los productos no estén llegando a las góndolas de los establecimientos comerciales de la Isla.

“Vinimos a hacer una inspección y corroborar cómo se hace la operación y ver los vagones varados, especialmente los que traen carga refrigerada, ya que el acuerdo es que ese tipo de vagón se iba a bajar, como los de alimentos y medicamentos. Hubo barcos con vagones refrigerados que no fueron descargados, por lo que vamos a dialogar con la unión porque ese no fue el acuerdo y se está afectando la cadena de distribución”, informó sobre los contenedores con alimentos perecederos.

Rivera explicó que la controversia proviene de una función laboral que se realiza con una tableta electrónica y que el patrono entiende que la debe realizar un operador de la empresa, mientras que la unión alega que es otro tipo de funcionario quien debería hacer el trabajo.

“Lo que queremos ver es cómo se puede hacer la operación y negociar con un mediador el convenio colectivo, pero por el bien de Puerto Rico es importante que podamos llegar a un acuerdo que no afecte a los trabajadores. El llamado es que podamos resolver. Se evaluarán alternativas legales, pero quienes pueden hacer las reclamaciones son los patronos privados afectados”, dijo Rivera refiriéndose a las empresas que no pueden descargar, distribuir y vender sus productos mientras continúe el paro en los muelles.

Durante la visita de Rivera Santiago estuvo presente Juan Ayala, gerente de operaciones de Luis A. Ayala Colón Sucrs. Este indicó a preguntas de periodistas que por tratarse de unas negociaciones que están en curso no podría emitir comentarios específicos al respecto. “Hay cierta carga que se ha descargado, pero no el total. Hay carga que se fue y otra presente que no se ha descargado por la decisión de la unión. Más allá de eso no tengo más que comentar”, dijo Ayala.

Activa la negociación

Por su parte, el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, aseguró que continúan las conversaciones para presentar alternativas de negociación con el fin de resolver la controversia.

“Desde que nos enteramos del conflicto, el secretario del DTRH y su equipo de mediación, han estado interviniendo. Eso se resuelve en la mesa de trabajo no en la palestra pública. El secretario está insistiéndole a las partes en que tienen que ceder por el bien de Puerto Rico”, expresó el gobernador asegurando que como resultado de las negociaciones, se han resuelto el 60% de las controversias.

Pierluisi aclaró que la carga detenida proviene de países foráneos, por lo que no están detenidos todos los vagones debido a que la mayoría llega de Estados Unidos. Además, el gobernador describió el conflicto como uno innecesario e insistió en que los acuerdos se deben negociar en privado y que es esencial que permitan que se descarguen los productos de primera necesidad.

“Mínimo tienen que dejar que entre carga como alimentos y medicamentos, pero lo importante es que cedan en su reclamo. Esto no es conflicto de empleados públicos con el gobierno como patrono, es de empresa privada. El secretario del DTRH está en la mesa de negociación con las dos partes y es importante que les llegue el mensaje del impacto que está teniendo esto, que si no llega un barco se enfatice que están haciéndole daño a Puerto Rico, así que tienen que acabar de ceder”, recalcó el gobernador.

“Que termine el paro ya”

 Asimismo, el primer mandatario emplazó a las partes a que pongan punto final al paro. “Lo que estoy pidiendo es que ya termine el paro y si queda algo por negociar que utilicen los buenos oficios del Departamento del Trabajo para resolver”, puntualizó.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Económico y Comercio Manuel Cidre Miranda, también pidió que culmine el paro en los puertos, ya que está afectando las operaciones de cientos de negocios locales y foráneos que dependen de este servicio para recibir materia prima y enviar sus productos al mundo entero.

“Solicitamos que las partes en conflicto no detengan sus operaciones evitando así afectar la cadena de valor tan necesaria en las operaciones de los negocios mientras continúan su proceso de negociación. Además, solicitamos al sector privado a no escatimar esfuerzos y exigir que culmine la controversia para beneficio de la estabilidad y continuidad de sus operaciones en Puerto Rico”, declaró Cidre.

El secretario también mostró preocupación por las repercusiones que pueden tener este tipo de tranque obrero patronal en la mente de posibles inversionistas.

“Nuestro gobierno sigue comprometido con continuar posicionando a Puerto Rico como un destino ideal para hacer negocios; no obstante, la competitividad de la Isla es responsabilidad de todos. Esta situación, además de afectar las operaciones de los negocios en la Isla, envía un mensaje nefasto de Puerto Rico al mundo”, señaló Cidre.