jueza swain
La jueza Laura Taylor Swain. >Archivo/EL VOCERO

 

Si alguna persona o entidad entiende que el Plan de Ajuste de la Deuda es inconsistente con el plan fiscal certificado del gobierno, puede presentar evidencia de ello ante la jueza Laura Taylor Swain, quien ayer determinó que está dentro de sus funciones evaluar esa posible controversia.

La decisión se dio horas antes de que el Senado comenzara a discutir y ajustar el proyecto de ley que haría viable ese plan de ajuste.

De esa forma la jueza denegó una moción de la Junta de Control Fiscal (JCF) en la que el ente regulador solicitaba que no se permitiera presentar evidencia bajo el argumento de que no le correspondía al tribunal de quiebras evaluar reclamos de inconsistencias según la sección 106 de la ley federal Promesa.

Sin embargo, Swain indicó que esa sección se trata de una excepción y que, más adelante, en la sección 314 sí se establece que tiene autoridad para revisar si ambos documentos son compatibles en caso de que haya algún reto de esa naturaleza.

Rolando Emmanuelli, quien lleva varios casos como parte del proceso de quiebra de Puerto Rico, dijo que con la decisión se abre la puerta para que se discuta si el Plan de Ajuste de la Deuda es viable o no.

“Ahora los acreedores pueden presentar objeciones, por ejemplo, de que el Plan de Ajuste de la Deuda promete más de lo que el plan fiscal certificado establece y la jueza tendría que resolver eso como un criterio de confirmación”, explicó el abogado en entrevista con EL VOCERO.

Dijo que se han planteado argumentos en torno a que la JCF está en incumplimiento con la ley Promesa porque, entre otras cosas, se ha negado a definir los servicios esenciales del gobierno. Además, hay quien plantea que la ley habilitadora no sirve. Para Emmanuelli, con la determinación de ayer “se abre un flanco más contra la junta” para quienes se oponen al proceso de confirmación del Plan de Ajuste de la Deuda y le quita poder al ente fiscal de tener la última palabra en torno a las negociaciones.

El abogado recordó que hay expertos que ya han cuestionado la viabilidad financiera del plan de ajuste.

“La Junta de Control Fiscal tendrá entonces que defender con pruebas y testimonios de peritos que, en efecto, el Plan de Ajuste es compatible con el plan fiscal certificado, pero para muchos eso está en entredicho. Ellos querían que se les eximiera del peso de la prueba. Y si no se puede cuestionar la compatibilidad, no tengo que probarlo, pero con la decisión de la jueza ahora sí tendrían que probarlo”, señaló el letrado.

El abogado John Mudd expresó en su cuenta de Twitter que la determinación de Swain es la correcta y coincidió en que se trata de “una derrota para la Junta de Control Fiscal”.