Alexa Negrón Luciano
Alexa Negrón Luciano fue asesinada en febrero de 2020. >Suministrada

Anthony Lobos Ruiz, Jordany Laboy García y Christian Rivera Otero, acusados por cometer un crimen de odio contra la mujer transexual Alexa Luciano Ruiz, se declararon no culpables por este caso ante el magistrado federal Marshal Morgan.

El trío compareció ayer a la vista de lectura formal de cargos y la vista de fianza, celebrada de forma virtual.

Morgan concedió una fianza de $30 mil a Laboy García y a Rivera Otero. Sin embargo, Lobos Ruiz permanecerá ingresado en el Centro de Detención Metropolitano de Guaynabo (MDC, por sus siglas en inglés) hasta el juicio, ya que el magistrado concluyó que representa un peligro para la comunidad y un riesgo de fuga.

El fiscal José Contreras había pedido al magistrado que todos permanecieran detenidos. Este expuso que Lobos Ruiz protagonizó un incidente violento la semana pasada en el edificio del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), luego de ser fichado y posterior a la vista inicial. El joven de 19 años sostuvo una conversación telefónica con su abogada, Eleonora Marranzini, y comenzó a gritar y golpear una pared, al punto de sangrar y tener que ser llevado al Centro Médico para ser atendido. Asimismo, planteó que el acusado tiene récord previo y violó una probatoria. Argumentó, además, que Lobos Ríos fue arrestado por las autoridades estatales en el aeropuerto Luis Muñoz Marín, poco después del crimen contra Alexa. Este se disponía a abordar un vuelo hacia Florida en donde reside su padre. De igual forma, alegó que Lobos Ríos es quien se escucha en el vídeo que él mismo subió a las redes sociales gritándole a Alexa y diciéndole “te vamos a comer el c…”.

Mientras, Marranzini solicitó sin éxito que a su cliente se le permitiera quedar en libertad bajo un tercer custodio, quien iba a ser una exguardia penal a la que no se identificó. Proponía que se le permitiera utilizar un grillete electrónico. La letrada destacó que su representado completó el cuarto año de escuela superior, que estaba trabajando a tiempo completo en el Centro Médico y que la compañera consensual de este esperaba un hijo suyo. Además, expuso que su representado sabía de la pesquisa en su contra y que compareció a las citaciones de las autoridades, por lo que podía cumplir con las condiciones que pudiera imponer la corte.

No obstante, el juez afirmó que por lo presentado durante la audiencia, Lobos Ríos es una persona impulsiva, que no tiene estructura de vida y que temía que este no pueda ser controlado bajo ninguna circunstancia.

Sin prueba para negar fianza

De otra parte, en cuanto a Laboy García, también de 19 años, el juez le impuso una fianza de $30 mil al determinar que el ministerio público no había podido establecer que este representara un peligro para la comunidad ni un riesgo de fuga.

El fiscal Contreras había argumentado que Laboy García fue la persona que por $100 adquirió la pistola Gotcha y buscó en su residencia las bolas de pinturas para dispararle a la víctima.

“Todo esto ocurrió en unos 20 minutos”, destacó Contreras.

Alegó que Laboy García le disparó en múltiples ocasiones a la perjudicada, hiriéndola al menos dos veces. Mencionó que el cadáver presentaba manchas de pintura amarilla.

“Esto demuestra el estado mental del acusado”, apuntó el fiscal.

Fiscalía revela que tienen bajo la mira a persona que asesinó a Alexa

Contreras reveló que luego de dispararle a Alexa, Laboy García y Rivera Ocasio tuvieron comunicación con una persona - no identificada- que finalmente mató a Alexa. El fiscal mantuvo que según una fuente del gobierno, Laboy García habría estado presente durante el asesinato.

Entretanto, el abogado de Laboy García, Ramón Garay expuso que su cliente trabaja en la industria de la construcción y que su patrono asegura que es un “excelente”empleado. En cuanto al supuesto contacto que tuvo su cliente con el asesino, Garay apuntó que ello no demuestra que estuvo involucrado en la muerte. El letrado planteó, además, que su representado no tiene expediente previo, que vive con su madre y hermanos.

Además de la fianza de $30 mil, el magistrado le impuso un toque de queda entre 6:00 p.m. a 6:00 a.m., el uso de grillete electrónico y se le permitió trabajar.

De otro lado, a Rivera Otero se le permitió continuar sus estudios de refrigeración y el uso de un grillete electrónico. Su abogado, Jason González afirmó que no hay evidencia de que su cliente haya propiciado que una cuarta persona asesinara a Alexa.

El fiscal indicó que el vehículo para acosar a la víctima y dispararle bolas de pintura era el de Rivera Otero.