Cocaína

Agentes de Operaciones Aéreas y Marinas (AMO) de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, siglas en inglés) confiscaron anoche 403 kilos (888 libras) de cocaína durante dos intervenciones separadas ejecutadas en Cabo Rojo y Fajardo.

Cinco hombres (dos estadounidenses, dos dominicanos y un colombiano) fueron arrestados en los operativos. El valor estimado de los narcóticos incautados es de 10.8 millones de dólares.

“Nuestras operaciones de vigilancia y patrullaje cubren todo el archipiélago de Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos. Aprovechamos nuestras avanzadas capacidades aeronáuticas y marítimas para detectarlas e interceptarlas en todas nuestras fronteras costeras”, explicó Johnny Morales, director de AMO en el Caribe.

En la noche del 6 de diciembre, una tripulación de una aeronave de patrullaje detectó una yola monomotor de 25 a 30 pies de eslora y con tres ocupantes visibles a bordo que navegaba hacia la costa suroeste de Puerto Rico.

Una unidad marina de CBP interceptó la embarcación a cinco millas náuticas al suroeste del Faro de Cabo Rojo y los agentes arrestaron a un colombiano y dos dominicanos, a quienes se les incautaron 14 fardos que contenían aproximadamente 367.8 kilogramos de cocaína.

La Administración de Control de Drogas (DEA) y la Oficina de Investigaciones de Seguridad Interna (HSI, por sus siglas en inglés) asumieron la custodia del contrabando y de los arrestados.

La misma noche, una tripulación de un interceptor costero detectó un barco que navegaba sin luces cerca de la isla Lobos y cayo Icacos. La tripulación de la embarcación interceptora activó sus luces azules, luces de navegación y sirenas, por lo que la embarcación no se movió, haciendo un giro brusco de inmediato.

Los individuos en el barco comenzaron a arrojar bolsas al agua durante la persecución. Una vez que finalmente la embarcación se detuvo, los agentes abordaron inmediatamente la embarcación y detuvieron a dos estadounidenses.

Se recuperó una bolsa de lona negra y otra pequeña bolsa gris con 34 ladrillos de cocaína.

La DEA y HSI asumieron la custodia del contrabando y de las personas para su investigación y enjuiciamiento.