policia 1
Fiscales y oficiales de varias unidades de investigación, locales y federales, colaboran en la investigación del violento incidente. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) y de otras agencias federales buscaban anoche al presunto autor del asesinato de un agente estatal y de dos agentes municipales de Carolina, quien según fuentes informadas es un fugitivo federal.

Tras buscar al individuo en el residencial Luis Lloréns Torres, en unión a decenas de agentes de la Uniformada comandados por el designado comisionado Antonio López Figueroa, se recibieron confidencias de que el fugitivo federal ya no estaba en el complejo de vivienda pública que ubica en Santurce.

En la tarde de ayer los agentes estatales y municipales intentaron detener al prófugo federal después de que chocara con un Hyundai color blanco el vehículo que conducía una mujer por la avenida Roberto Clemente, en Carolina.

El individuo se fue a la huida y los agentes lo siguieron por la avenida Baldorioty de Castro. Al llegar a la jurisdicción de Isla Verde, el hombre disparó un rifle de asalto, hiriendo de muerte a un agente estatal y a otro municipal, cuyos decesos se confirmaron horas más tarde.

La Policía confirmó que el agente estatal Luis Marrero Díaz, adscrito a la Zona Turística de Isla Verde, murió por heridas de bala. Un policía municipal de Carolina también murió por heridas de bala, así como dos agentes resultaron heridos al ser atropellados, uno de ellos municipal, el cual falleció cerca de las 6:00 p.m. mientras recibía atención médica. Al cierre de esta edición no se tenía los nombres de los otros dos fallecidos.

EL VOCERO preguntó a la portavoz de prensa del FBI, Limary Cruz, sobre la presencia de sus agentes en la escena, pero se limitó a decir que “de momento estamos respondiendo en calidad de apoyo”.

No obstante, anoche el designado secretario de Justicia, Domingo Emanuelli y la fiscal de Distrito de Carolina, Inés del C. Carrau, informaron que cuentan con la colaboración de agentes del FBI. Informaron que el ministerio público asignó siete fiscales para atender la escena del incidente y en la investigación también participan el Instituto de Ciencias Forenses y agentes de la Policía.

“Se asignarán todos los recursos necesarios para el esclarecimiento de este lamentable crimen y nos solidarizamos con los familiares de los agentes que valientemente murieron en el cumplimiento del deber”, expresó por escrito el titular de Justicia. Dijo que se trata de una escena “muy compleja y extensa que comenzó en la Avenida Roberto Clemente, luego se reporta cerca del Carolina Shopping Court en la carretera #3, la persecución continuó en la Ave. Baldorioty de Castro frente al Embassy Suites y culminan los incidentes en la calle Júpiter, al lado del residencial Lloréns Torres”.

En la escena trabajaron los fiscales de la Fiscalía de Carolina Jorge Umpierre, Jimara Gabriel, Melitza Osorio, Edil Barbosa, Steven Liong e Iris Martínez Juarbe. Se informó que junto a ellos estuvo el fiscal Alfredo Carrión, director del Centro Metropolitano de Investigaciones y Denuncias (CMID).

Luto en la Policía

“Esta pérdida de vidas tiene que acabar ya”. Con esta expresión reaccionó anoche el gobernador Pedro Pierluisi ante el violento suceso y comunicó en sus redes sociales que conversó con el policía Ángel Luis Colón, quien resultó herido en la escena.

“Nuestro pueblo y estas familias merecen más. Se llevará a cabo la investigación para identificar a los culpables y que se les juzgue con todo el peso de la ley. Nos unimos en oración por ellos y esperamos que Dios les brinde consuelo y fortaleza a sus familias”, señaló el gobernador, quien en 1994 perdió a uno de sus hermanos en un carjacking.

plicia 2
El designado secretario del Departamento de Seguridad Pública, Alexis Torres, ofreció apoyo a los familiares del policía herido que fue trasladado al Centro Médico, y a los de los policías fallecidos. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

Por su parte, el designado secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Alexis Torres, lamentó el fallecimiento de tres de los cuatro agentes que resultaron heridos en el incidente.

“Es un día triste para la seguridad pública en Puerto Rico”, sostuvo Torres desde el Centro Médico, a donde acudió a conocer el estado del oficial herido y a ofrecer apoyo a sus familiares. “Vamos a estar al lado de ellos y ofreciéndole la ayuda necesaria”, indicó.

Mientras tanto, en Carolina, donde trabajaban los dos guardias municipales que perdieron la vida, el alcalde José Carlos Aponte declaró tres días de duelo y ordenó que las banderas se colocaran a media asta “para honrar la vida, valentía y sacrificios de estos policías”.

Saber que dos de nuestros policías municipales y otro de la Policía estatal de Carolina hayan perdido sus vidas víctimas del crimen y que, en el altercado, otro policía estatal haya resultado gravemente herido durante el cumplimiento de su deber, es la noticia más triste que he recibido en mucho tiempo”, expresó el ejecutivo municipal. “Les aseguro que no vamos a descansar hasta que logremos arrestar y enjuiciar a los criminales responsables de este despreciable acto”, manifestó.

policia 3
Familiares de algunos de los policías se allegaron hasta el Centro Médico en Río Piedras. >Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

Al luto se unió el alcalde de San Juan, Miguel Romero, quien ayer tarde también ordenó que las banderas en la ciudad capital ondeen a media asta durante tres días.

El 28 de diciembre de 2015, el entonces agente Guarionex Candelario Rivera asesinó al comandante Frank Román, a la teniente Luz M. Soto y a la agente Rosario Hernández en la Comandancia de Ponce, en el primer caso que se conoce de una masacre en la que las víctimas eran uniformados.

La periodista Melissa Correa Velázquez colaboró con esta historia.