yesmín valdivieso
Yesmín Valdivieso afirma que el caso es uno atípico. >Archivo/EL VOCERO

Para la contralora Yesmín Valdivieso, es común que ayuntamientos como Aguadilla, Coamo y Toa Alta tengan empresas municipales cuyo propósito es hacer actividades que le generen ingresos adicionales. Sin embargo, no es común que los alcaldes utilicen propiedades públicas en inversiones de alto riesgo.

“Donde yo conozco —que hayamos auditado— Mayagüez es el único donde ha pasado esto, que ha buscado un préstamo de $400 millones y esto no es un negocio propio, estamos hablando de dinero y propiedades públicas… tu responsabilidad como alcalde es proteger esos fondos públicos y esa propiedad pública. Pensar que puedes venir y endeudar por una cantidad tan grande teniendo la situación fiscal en Puerto Rico....”, reaccionó Valdivieso en entrevista con EL VOCERO.

Ha trascendido que 58 propiedades de la administración municipal de Mayagüez fueron transferidas a la corporación pública Mayagüez Economic Development, Inc. (MEDI) desde 2017, para obtener una línea de crédito de $400 millones.

La información surge luego de que los exasesores del ayuntamiento Arnaldo Irizarry y Eduardo García —junto a otras cinco personas— fueron acusados por un gran jurado por presuntamente participar en un esquema de fraude al municipio por $9 millones, que fueron usados en inversiones fatulas.

“Puedo entender que le pases el hospital (San Antonio), pero que tú lo administres. Pero no que le pases el hospital que está administrando un tercero para que lo uses de colateral. Eso nunca lo había visto”, apuntó Valdivieso.

La funcionaria informó que desconoce si esta acción está prohibida, debido a las enmiendas a los estatutos municipales.

Necesaria una evaluación

“Esto hay que analizarlo y el secretario de Justicia (Domingo Emanuelli) se está envolviendo. Entonces podremos determinar si esto es una actividad permitida. Lo dudo, pero nunca había visto una cosa como esta anteriormente”, insistió.

Adelantó que su oficina está terminando una auditoría al municipio mayagüezano y al programa Head Start. Señaló, además, que su oficina se disponía a iniciar la auditoría a MEDI, y que se retrasó debido a la pandemia de covid-19.

Valdivieso añadió que ayer ofreció adiestramiento a los funcionarios designados por el gobernador Pedro Pierluisi, a quienes les recomendó que llamen a su oficina cuando tengan problemas, en vez de esconderlos y esperar a ver si los auditores se dan cuenta o no.

“No es que lo sepa todo. Aquí auditamos a todas las agencias del gobierno y lo que le pasa a un municipio —que puede creer que solo le ha pasado a ellos— seguramente le ha pasado a otros más, o podemos orientarlos a que documenten las razones para que cuando entremos estén documentadas. Si tienen una duda, no te pones a pagarle a asesores, escríbenos”, recomendó la contralora.

Añadió que “hay que ser humilde para reconocer que somos humanos y podemos cometer errores. Lo importante es que los reconozcamos y los podamos resolver siempre y cuando no haya la mala intención de defraudar. Pero quedarte callado, lo que creas es más incertidumbre y siendo los puertorriqueños como somos, creas más dudas de las actuaciones que hiciste”.

Desde que trascendió este caso en Mayagüez, el alcalde de dicho ayuntamiento, José Guillermo Rodríguez, no ha ofrecido una rueda de prensa.

Tampoco ha contestado la solicitud de reacción que le hizo EL VOCERO. El ejecutivo municipal se ha limitado a enviar declaraciones escritas a los medios, y mediante comunicado informó la designación de Jorge Ramos como alcalde interino de la ciudad.