Gelpí

El juez federal Gustavo Gelpí. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

El gobierno de Puerto Rico solicitó al juez federal Gustavo Gelpí que deje sin efecto la designación de tres jueces para determinar si procede o no dejar en libertad a uno o más jóvenes egresados en las instituciones penales de menores en la Isla.

“Los demandados solicitan a esta corte que reconsidere su orden o en su alternativa que ordene suspender el panel de tres jueces para dar tiempo a evaluar el impacto de los esfuerzos realizados en los servicios de salud mental para los jóvenes y la adecuación de los mismos”, expresa la moción de la abogada Arlene Borrero, representante legal del Estado Libre Asociado (ELA).

Expone que entiende la preocupación de la corte para convocar el panel de jueces. 

Indica que, no obstante, los esfuerzos ordenados por la corte y puestos en marcha por el Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) necesitan tiempo para tener un impacto positivo  en el tratamiento y los servicios a los jóvenes.

Por su parte, el juez ordenó al Departamento de Justicia federal que responda a esta petición en o antes del 29 de diciembre.

Asimismo, ordenó al ELA a que en o antes del 17 de diciembre, certifique so pena de perjurio datos sobre el número de jóvenes hospitalizados por intentos de suicidio y mutilaciones, y los que no lo requirieron, así como todas las hospitalizaciones por condiciones mentales que involucren daño corporal y episodios psicóticos.

El Tribunal de Apelaciones del Primer Circuito designó a los jueces Francisco Besosa de la corte de distrito de Puerto Rico y al juez David Barron del Primer Circuito, para que junto a Gelpí hagan las determinaciones.

Gelpí había convocado un panel de tres jueces, luego de que una cuarta parte del centenar de ingresados, intentara suicidarse o auto mutilarse y de que el Negociado de Instituciones Juveniles (NIJ), incumple con los servicios de salud mental.