droga 1
Los agentes antidrogas ocuparon drogas, armas, municiones y dinero en efectivo. >Suministradas

La narcopandilla que comenzó a ser desmantelada en la madrugada de ayer en Dorado supuestamente tenía un servicio de entrega de marihuana y cocaína en vecindarios de alto poder económico y en hoteles de ese municipio, a precios superiores a los que se adquieren los narcóticos en los puntos.

Utilizaban, según la Uniformada, los envases desechables que se usan en restaurantes para realizar entregas de comida a domicilio. Se hacían pasar por mensajeros que entregaban comida y entraban con facilidad a las urbanizaciones de acceso controlado. Algunos clientes los citaban en los vestíbulos de hoteles o en restaurantes —tanto de lujo como servicarro— para recibir los narcóticos.

La entrega conllevaba un costo adicional de $10 a $20 del precio en los puntos de drogas.

Los agentes de la División Drogas Metropolitana, quienes recibieron distintas confidencias sobre la operación, diligenciaron ayer seis órdenes de allanamiento en viviendas ubicadas en los barrios Higuillar y Mameyal, en Dorado. En una de las viviendas, en la calle principal de la comunidad San Carlos, fueron arrestados Gerardo Méndez Jiménez, de 34 años y Caribes Beltrán Marrero, de 32 años, tras ocuparse una pistola Taurus calibre .40.

Méndez Jiménez —quien anoche aguardaba por ser llevado ante un juez,—fue señalado como el supuesto cabecilla de la narcopandilla, a la que pertenecen una serie de individuos, uno de los cuales es sospechoso de muertes violentas en Bayamón.

droga 2
Auto BMW, incautado en la calle 3 de la comunidad San Carlos.

En otra vivienda en la calle Kennedy del barrio Mameyal fueron arrestados Yedier Jordanny Marrero Sierra, Dora M. Class Canino y Ramón Olivo Canino al ocuparse allí 1,741 cápsulas de crack, un octavo de kilo de cocaína, una pistola Glock calibre .40, $1,686 en efectivo y 528 envases de marihuana.

En otro de los allanamientos en la calle 3 de San Carlos, fueron arrestados Christian Jiménez López, de 29 años y Jessica Alvarado, de 29 años. Los agentes ocuparon medio kilogramo de cocaína, un envase con picadura de marihuana y un auto BMW.

En el mismo sector fueron arrestados Yorkis Sanz Rodríguez, de 37 años y Christian Medina Suárez, de 25 años, a los que supuestamente les ocuparon 20 libras de marihuana, 150 cápsulas de crack y 50 envases con picadura de marihuana.

Los allanamientos ocurrieron unas 12 horas después de los diligenciados entrada la tarde del miércoles en una vivienda en la calle Ferrol, en el Embalse San José, en Hato Rey, donde se ocuparon 375.5 kilos de cocaína, con un valor de $25 millones; tres rifles, cinco pistolas, 1,700 balas y más de $1 millón en efectivo.