Asesinato

UTUADO – La guagua Toyota Rav 4 modelo del 2002 que le fue hurtada por los asesinos del joven universitario Álvaro Torres de Jesús, ultimado a balazos en la noche del martes en el barrio Arenas fue hallada quemada a las 1:57 de la madrugada de hoy en un pastizal del sector Garróchales, en la PR-2 en Arecibo.

Cerca del vehículo fue hallado un joven gravemente herido de bala, que aparentemente es un universitario amigo de Torres de Jesús, quien fue abandonado en el lugar cuando los asesinos lo dieron por muerto.

Tras el hallazgo del herido y de la guagua, agentes del CIC de Utuado con la colaboración de personal del CIC de Arecibo y de la superintendencia auxiliar en Investigaciones Criminales, del Cuartel General, realizaban gestiones para identificar a los autores.

La investigación en torno al hallazgo del herido y de la guagua es conducida con hermetismo y agentes de la División de Tránsito de Arecibo amenazaron con arrestar a periodistas de medios digitales que se acercaron al lugar, incluyendo a algunos de los cuales fueron amenazados por un alto oficial.

El cadáver baleado de Torres de Jesús fue hallado en el sector La Grúa, en el barrio Arenas cerca del Recinto de Utuado de la UPR donde estudiaba ciencias agrícolas. El joven de 21 años de edad, residía en el sector Menchaca de barrio Viví, cerca del lugar donde fue asesinado.

Los asesinos le llevaron una guagua Toyota Rav 4 color oro modelo del 2002 con la tablilla ENY-237, así como su teléfono celular y cartera. La guagua fue incendiada en la madrugada de hoy.