Douglas Leff

Leff dijo que a pesar del alto nivel de violencia, no debe clasificarse al País como narcoestado. >Archivo / EL VOCERO

Contrario a las expresiones del secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor Pesquera, el director del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), Douglas Leff, consideró que Puerto Rico atraviesa por una crisis de seguridad.

“Para mí sí, pero hay diferencias en nuestro papel; el FBI examina las jurisdicciones de todo Estados Unidos y en comparación, realmente tenemos un nivel de violencia (alto) y en el año pasado (tuvimos) un nivel similar como Suramérica. En este momento solamente el área urbana de Chicago tiene lo mismo. Así que para el FBI es una crisis”, afirmó Leff en una rueda de prensa improvisada en su oficina.

“Crisis es un término difícil de definir. Ninguna persona tiene duda de que fue una crisis cuando se describen otras situaciones como esta. Para mí, cuando un ciudadano no puede caminar en su vecindario sin temer que disparen una bala, para mí es una crisis de seguridad”, agregó.

El martes, Pesquera rechazó que haya una crisis de seguridad en la Isla a pesar de los 18 asesinatos que se habían reportado hasta ese momento en lo que va de año, algunos a plena luz del día.

“¿Crisis? ¿Que se ha salido de las manos? Si es por números, estamos mejor que el año pasado. Es una semántica, pero no empece a eso, el gobernador (Ricardo Rosselló), este servidor, todo el mundo toma esto bien en serio. No es una cosa pasajera, lo tomamos bien en serio”, declaró Pesquera.

Leff señaló que el término crisis es uno subjetivo y recalcó que por el hecho de que él entienda que sí la hay, no existen desacuerdos entre el FBI y el Negociado de la Policía de Puerto Rico. Expuso que ambas agencias desempeñan papeles diferentes.

Al ser cuestionado sobre si la Isla se ha convertido en un narcoestado, respondió: “En el FBI no clasificamos a Puerto Rico como México y Suramérica... hay actos que necesitamos confrontar porque los ciudadanos tienen mucho miedo cuando ocurren estas cosas y (esperamos) que Puerto Rico no llegue a estar como estos países”.

Jurisdicción compartida

A preguntas sobre si las agencias federales de ley y orden están fallando en la seguridad en las costas, contestó que la jurisdicción es compartida por las autoridades federales y estatales.

Indicó que para atajar el problema de la criminalidad, solicitó a las oficinas centrales del FBI en Washington agentes adicionales, vehículos especializados y otras herramientas que puedan identificar patrones de actos delictivos.

Admitió que el FBI no cuenta con suficiente personal en la Isla en este momento y se mostró esperanzado en que se atiendan sus reclamos. Dijo que hay un comité en la sede en Washington que estudia las escuadras que necesitan mayor cantidad de agentes.

A preguntas sobre si las agencias federales de ley y orden están fallando en la seguridad en las costas, contestó que la jurisdicción es compartida por las autoridades federales y estatales.

Espera agentes boricuas

Manifestó que recientemente se graduó una academia en Quantico y que espera que de la misma le asignen algunos agentes.

Anunció que a los agentes puertorriqueños recién graduados se les permitirá ser asignados a Puerto Rico. “Necesitamos personas que conozcan la Isla”, dijo. Comentó que los analistas de la agencia examinan la procedencia de los delitos y las organizaciones de narcotraficantes, a fin de arrestar a sus líderes y gatilleros.

Mensaje al bajo mundo

“Afortunadamente, la Fiscalía usa leyes más serias con mayores consecuencias y por eso vamos a enviar este mensaje a los amigos y socios de las pandillas: van a convertirse en nuestro blanco número uno”, advirtió. Entre esas leyes mencionó la de crimen organizado y la que tiene que ver con interferencia con el comercio interestatal.

Lamenta situación de la Policía

Asimismo, Leff reconoció la necesidad de recursos en la Policía.

“No puedo imaginarme la situación de la Policía de Puerto Rico. Necesita tener más clases en su academia y no han podido hacerlas por demasiado tiempo y eso es un obstáculo”, expresó en referencia a la sustancial reducción de los agentes en la Isla.

Catalogó de “grave” el uso y trasiego de armas de fuego. Reveló que hay tres divisiones del FBI que trabajan junto al Negociado de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), el Negociado federal Antidrogas (DEA) y el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en Florida —de donde mayormente provienen las armas de fuego por la flexibilidad de ser adquiridas— “para que las armas no puedan llegar aquí”.

Mientras, Leff rechazó que el cierre parcial del gobierno federal vaya a afectar los arrestos que se disponen a ejecutar.

EL VOCERO solicitó una reacción a Pesquera, pero no se produjo al cierre de esta edición.