policia

Un hombre identificado como Joel Báez Figueroa, de 45 años, murió ahogado a eso de las 3:30 de la tarde de ayer, luego de que el vehículo en que viajaba cayese al cauce del río Grande de Loíza, bajo jurisdicción de Canóvanas.

Según el reporte preliminar, el Hyundai Accent transitaba a exceso de velocidad por la carretera PR-874 cuando el conductor perdió el control del volante y se precipitó a las aguas, donde quedó completamente sumergido.

Durante la noche las autoridades lograron remover el auto, y no encontraron a otras personas atrapadas en el vehículo ni en zonas aledañas.

El caso quedó finalmente en manos de agentes de la División de Tránsito de Carolina.