Luis Alexis Colón Álvarez y Johan Colón Álvarez

Luis Alexis Colón Álvarez y Johan Colón Álvarez.

CAROLINA – Dos de las tres víctimas de la quinta masacre registrada este año, la que se escenificó a las 7:01 de la tarde de ayer a orillas de la laguna en la calle Libra de la urbanización Villa Marina, eran hermanos. Estaban armados y tenían antecedentes por casos de drogas.

Los informes policiales señalan que Johan Colón Álvarez, de 35 años, y Luis Alexis Colón Álvarez, de 34, con domicilio en el edificio 38 del residencial Luis Llorens Torres, en Santurce, se encontraban hablando con Alejandro Díaz Reina, de 30 y vecino de la calle Libra, y con José R. Romero, de 39 y residente en Cupey.

El grupo estaba a orillas de la laguna San José, cuando de súbito llegaron unos vehículos y sus ocupantes comenzaron a disparar con armas automáticas.

Díaz Reina corrió y cayó muerto en la orilla de la laguna, y cerca cayó Johan, mientras su hermano Luis Alexis fue hallado críticamente herido y llevado al Hospital Dr. Federico Trilla, de la UPR en Carolina, donde se certificó su muerte. Romero resultó ileso al esconderse en el área del mangle.

Los investigadores ocuparon una pistola Glock a Johan y otra a Luis Alexis. También se ocuparon varios vehículos y motoras y cientos de casquillos.

Con esta masacre la estadística de asesinatos se encuentra en 215, una reducción de 23 comparado con 2019.

Entre el jueves y ayer, ocho personas han sido asesinadas en el País. Las primeras dos una madre y su hija de 8 años, el pasado jueves en Añasco, otro en Juncos el viernes, uno el viernes en Vega Alta; tres ayer en Carolina y otro ayer en Ponce.

La primera masacre de 2020 ocurrió el 1 de enero en Trujillo Alto, donde fue asesinado un matrimonio y sus hijos gemelos de 9 años que dormían su casa.