Escena de masacre en Ramos Antonini

Escena de masacre en Ramos Antonini

Noel Osvaldo del Valle Ortiz —uno de los ocho presuntos sicarios que participaron en la masacre ocurrida el 13 de octubre en el residencial Ernesto Ramos Antonini, en Río Piedras— fue arrestado al amanecer de ayer durante un allanamiento realizado por agentes de las Divisiones de Inteligencia y Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de San Juan, en una residencia en Loíza donde también ocuparon la ropa que se sospecha vestía la noche de los hechos.

La ropa será llevada al Negociado de Ciencias Forenses para distintos análisis, el principal determinar si tiene residuos de pólvora y ADN, para compararla con muestras tomadas de los dos vehículos que utilizaron y que fueron ocupados dos días después.

Del Valle Ortiz, de 38 años y a quien apodan Machito y Bimbo, cumplió dos años de cárcel en el sistema federal por un caso de armas y el pasado marzo terminó de cumplir una probatoria.

Tras el arresto — en el que también le fue ocupada una onza de marihuana— fue llevado a las oficinas del CIC en el Cuartel General en Hato Rey para ser interrogado. Se esperaba que en la noche de ayer se le radicaran cargos por posesión de drogas.

Cuando los agentes llegaron a la casa en la calle 2 de la urbanización Estancias del Río, otros individuos que se cree son parte del grupo de sicarios huyeron. Uno de ellos dejó un radio portátil de comunicación en la azotea, donde tenían un punto de vigilancia.

A raíz de la masare surgieron versiones de que algunos de los sicarios estaban vinculados a una organización criminal del residencial Jardines de Sellés, en Río Piedras, junto a gatilleros de Canóvanas y Loíza.

Los sicarios asesinaron a seis personas. En la escena se levantaron 1,592 casquillos; aproximadamente 600 son de fusiles AK-47 y otros 415 de rifles de asalto AR-15.