Escuela María Martínez de Pérez Almiroty
Vista de la escuela María Martínez de Pérez Almiroty, ubicada en la calle Júpiter, en área del residencial Luis Lloréns Torres. >Suministrada

Aunque no ha concluido la pesquisa federal sobre presuntos esquemas fraudulentos en la División de Compras del municipio de San Juan, fuentes de EL VOCERO aseguran que la Oficina del Contralor efectúa una auditoría sobre la adquisición, entrega e instalación de puertas y ventanas de seguridad en escuelas públicas adoptadas por el ayuntamiento.

De acuerdo a las fuentes, para octubre del 2015, el municipio solicitó la entrega e instalación de puertas y ventanas de seguridad en la escuela María Martínez de Pérez Almiroty, ubicada en la calle Júpiter, en área del residencial Luis Lloréns Torres.

Documentos obtenidos por EL VOCERO evidencian que el 1ro de octubre a las 5:00 p.m., el ayuntamiento solicitó la entrega e instalación de ventanas y puertas de seguridad, las cuales debían despacharse al otro día, en o antes de las 3:00 p.m.

La requisición de materiales, equipo y/o servicios en poder de este diario, muestra que el documento fue ponchado el 30 de septiembre de 2015 a las 5:11 pm. El número de la requisición es R-09-23-15.

La orden de compra fue por $40,400 y fue pagada en su totalidad por el ayuntamiento.

El municipio ordenó la compra de 36 ventanas 36” x 58 3/4”, Lama 4 Cristal Bluegreen; seis ventanas 30” x 24”, Lama Cristal Bluegreen; cuatro puertas de seguridad semisólida 40” x 81”; 26 puertas de seguridad semisólida 38” x 82” y 30 cerraduras de seguridad para las puertas.

La requisición incluye una “nota importante: Los materiales y/o equipos requeridos en esta requisición deberán ser entregados de inmediato y/o antes del próximo día en que han sido solicitados, siendo las 3:00 p.m. la última hora de recibo para su entrega”.

La orden de compra —también en poder de EL VOCERO— indica que el suplidor fue BR Solutions. 

La división de Brigadas de Impacto certificó el recibo de las puertas y ventanas. 

Sin embargo, una inspección ocular efectuada el domingo, reflejó que al día de hoy, cinco años más tarde, no se instalaron las puertas y ventanas adquiridas. En el lugar continúan instaladas las ventanas tipo Miami, que aparentan ser las originales de los años 70. La escuela está en total abandono.

Todas las órdenes fueron aprobadas por el entonces secretario municipal, Magdiel Pérez.

Este rotativo supo que unas diez escuelas localizadas en residenciales públicos, y para las cuales se solicitaron puertas y ventanas de seguridad, están en la mira del Contralor, como parte de una auditoría.

La investigación se concentra en la cantidad de puertas y ventanas para determinada escuela cuando la estructura requiere menos de los artículos solicitados en las órdenes de compra.

En algunos casos solo se entregaron pocas ventanas o puertas.

Entre los años 2015 y 2016 el municipio asignó más de medio millón para mejoras de construcción en varias de las escuelas adoptadas.

Este rotativo solicitó una reacción de la Oficina del Contralor, del municipio de San Juan y del propietario de BR Solutions, Leonel Pereira, y al cierre de esta edición no se recibió respuesta.