PUA desempleo departamento del trabajo

>Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

La Oficina del Inspector General de Puerto Rico (OIG) identificó un nuevo posible esquema de fraude al Programa de Asistencia de Desempleo Pandémico (PUA, por sus siglas en inglés) al encontrar que cerca de dos millones de dólares en cheques de la ayuda federal fueron enviados a unas nueve direcciones.

Como parte del proceso investigativo, la OIG pudo identificar que una gran cantidad de reclamaciones contenían las mismas direcciones postales o físicas para el envío de los cheques. Las direcciones incluyen residencias, apartados postales y apartamentos en residenciales públicos, entre otros.

Se encontró que en una sola de las direcciones se pudo recibir cheques distintos, por distintas reclamaciones presentadas que sumaron más de 500 mil dólares. En los demás casos, se enviaron cheques por distintas reclamaciones, que sumaron totalidades de más de 100 mil dólares.

La OIG refirió el informe de investigación a las autoridades federales concernientes para la evaluación de las infracciones y los posibles delitos federales que se hayan cometido.

Previamente, la OIG publicó dos informes de investigación que contenían posibles esquemas de fraude mediante la alteración de números de seguro social en las reclamaciones realizadas al PUA, los cuales fueron realizados en colaboración con la Oficina del Inspector General del Departamento del Trabajo de los Estados Unidos.

A tenor con el Artículo 9, de la citada Ley y Reglamento, el contenido total del informe es confidencial a los efectos de no afectar los procesos futuros, producto de los hallazgos y recomendaciones. Un resumen ejecutivo se encuentra público en la página de internet www.oig.pr.gov.

Tags