Paro Nacional 14 JR

El juez federal Gustavo Gelpí, quien preside el caso de la reforma de la Policía, anunció que cualquier querella sobre violación de derechos civiles durante la multitudinaria marcha de ayer en el expreso Las Américas, así como en protestas futuras, pueden ser enviada a dos correos electrónicos del Tribunal Federal.

Estos son DenunciaCiudadana@prd.uscourts.gov y CitizenComplaint@prd.uscourts.gov.

El querellante deberá proveer una dirección de correo electrónico fidedigna y cualquier otra información para ser contactado. Las querellas serán revisadas por el monitor interino de la reforma policial, John Romero.

Se indica que la identidad del querellante no será informada a la Policía de Puerto Rico.

Asimismo, el juez señala que en caso de que la querella sea referida al Departamento de Justicia de Estados Unidos o a alguna agencia de ley y orden, se le notificará primero al querellante.

Romero, el comisionado especial de la reforma de la Policía y su equipo de trabajo fungirán como observadores en la actividad multitudinaria.

En declaraciones escritas, Gelpí aclaró que la Policía mantendrá su potestad para investigar querellas de violación de derechos civiles, al igual que las agencias de ley y orden de Puerto Rico.

“Esto es un mecanismo adicional, es para orientar principalmente. Para eso se pide información de las personas, Si hay algo que investigar en particular más allá de comunicarse con personas y obtener información, entonces el protocolo siempre ha sido que se refiere. En el pasado se han referido asuntos a las autoridades federales y locales”, apuntó el juez presidente de la corte federal en la Isla.

“La idea es orientar y en particular a personas que no se atreven ir a la Policía o a Justicia local o al Negociado Federal de Investigaciones (FBI), para tengan dónde hacer cualquier tipo de denuncia”, agregó.

Expuso que las partes y el monitor pueden acordar que Romero proceda a recopilar más información y hacer entrevistas para someter información al tribunal.

Gelpí mencionó que esto lo hizo anteriormente el exagente federal José Pujol en un informe en el que concluyó que hubo presiones y represalias contra pilotos de las Fuerzas Unidas de Rápida Acción (FURA) que transportaron civiles en helicópteros por instrucciones de La Fortaleza.