Policía, Crimen, Asesinato, Patrulla

>Archivo/EL VOCERO

Agentes del Precinto Hato Rey procuraron el viernes por la tarde una orden de allanamiento para entrar a un negocio en la calle Blanes, en la barriada San José, donde se encontraban 65 personas compartiendo en mayoría sin mascarillas, en violación a la orden ejecutiva para evitar contagios de coronavirus.

El coronel Orlando Rivera Lebrón, comandante del área policíaca de San Juan, dijo que los agentes llegaron al lugar después de que se escucharon detonaciones. Cuando los agentes llegaron no pudieron entrar al negocio cuyas puertas de metal estaban cerradas.

Procuraron una orden de allanamiento, y con la intervención de SWAT y otras unidades forzaron las puertas hallando a 65 personas en local que pasaron más de cinco horas a los que presuntamente los encargados del lugar no les permitían salir.

Los 65 parroquianos fueron citados para la posible radicación de cargos, dijo Rivera Lebrón, al relatar que en las inmediaciones fueron ocupados dos vehículos, seis motoras donde se ocuparon tres armas de fuego, $1,200 en efectivo y sustancias controladas, las cuales estaban tiradas en la calle.