Policía

El joven que fue arrestado en el Aeropuerto Internacional Muñoz Marín en la noche del martes supuestamente les admitió a los agentes del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Bayamón que trataron de asustar a la transexual Alexa (Neulisa Luciano Ruiz) y que le dispararon con una pistola neumática gotcha para asustarla, negando que los disparos fueran con un arma de fuego.

Los otros dos jóvenes que fueron llevados entre la noche del martes y la madrugada de ayer, a la Comandancia de Área de Bayamón, fueron con abogados y se ampararon en su derecho constitucional a guardar silencio.

Como parte de la pesquisa, los agentes ocuparon un vehículo Mazda, que se cree era el automóvil en el que andaban entre tres a cuatro jóvenes en la madrugada del lunes, cuando Alexa fue cobardemente asesinada orillas de la vía en el kilómetro 15 de la PR-165 y la PR-865.

No se ha revelado si la pistola de gotcha fue ocupada. Según fuentes del Departamento de Justicia, uno de los jóvenes fue quien grabó en un teléfono celular cuando proferían palabras soeces contra Alexa y después se oyen unas detonaciones, que aparentaban ser de un arma con un amortiguador o silenciador.

El vídeo fue colgado en las redes sociales, lo que ayudó a dar con los jóvenes como personas de interés. Se espera que sean citados nuevamente para entrevistas.

Los agentes estaban supuestos a citar el joven, ante la ausencia de prueba que sirviera para procesarlo criminalmente y darle un término para su comparecencia de entre tres a cinco días.

Los agentes realizaron la intervención cuando el joven se disponía a abordar un vuelo a Florida.

Tras la declaración del joven, la fiscal Carmen Iris Ortiz, quien tiene a su cargo la investigación, ordenó que fuera liberado en la madrugada de ayer, al igual que otros dos jóvenes que fueron llevados al CIC.

Los agentes continúan realizando gestiones en el tramo de la Virgencita hasta el lugar donde Alexa fue asesinada para obtener las grabaciones de las cámaras de seguridad del sector.

Tags