juicio

Una jueza del Tribunal de Barranquitas desestimó las denuncias contra dos vecinos del barrio Palo Hincado, que fueron denunciados el 22 de marzo por violar la orden ejecutiva que decreta el toque de queda, al determinar que la misma era ambigua.

El comandante Guillermo Rivera, jefe del área policíaca de Aibonito, confirmó que la jueza desestimó las denuncias contra Jorge Luis Torres Rodríguez, de 61 años, y Norberto Omar Arroyo López el pasado 26 de marzo.

El oficial confirmó que la determinación se sostuvo en la ambigüedad de la orden ejecutiva, pero no abundó.

La denuncia no establece que hacían los ciudadanos cuando fueron intervenidos en el sector La Tiza.

Hasta ayer, la Policía había realizado 460 arrestos y había emitido 816 denuncias por violar la orden ejecutiva.